PSOE y PSC acuerdan ‘actualizar’ su relación

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, y el primer secretario del PSC, Pere Navarro, durante la reunión mantenida este martes en Madrid (foto: PSOE). 

Rubalcaba se compromete a “estudiar” la propuesta de Rubalcaba

Fuentes del PSOE señalan a LVdB que esto no supone ningún compromiso para renegociar el Protocolo de Unidad de 1978, ni implica que acepten que el PSC pueda votar de forma diferente al PSOE en el Congreso, como pretenden

Alejandro Tercero.- El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, y el primer secretario del PSC, Pere Navarro, han celebrado este martes un encuentro en la sede central del PSOE en Madrid en el que han acordado ‘actualizar y fortalecer las relaciones’ entre ambas formaciones.

En la reunión, que ‘se ha mantenido en un ambiente cordial y de plena sintonía política’, según han indicado en un comunicado conjunto, han analizado los pactos a los que han llegado en las últimas horas CiU y el PP para sacar adelante los Presupuestos de la Generalidad, y ha finalizado con el compromiso de llevar a cabo nuevos encuentros a lo largo de los próximos meses.

¿’Actualizar’ el Protocolo de Unidad de 1978?

Esta actualización de las relaciones podría entenderse como la aceptación por parte del PSOE de renegociar el Protocolo de Unidad de 1978, que definió las condiciones de colaboración entre ambos partidos. Pero fuentes del PSOE consultadas por LA VOZ DE BARCELONA han asegurado que Rubalcaba solo se ha comprometido a “estudiar” y a “hablar” de todas las cuestiones que le ha planteado Navarro, y han subrayado que “no ha habido ningún acuerdo”.

Entre los asuntos que Navarro ha trasladado a Rubalcaba, se encontraba la enmienda aprobada en el pasado congreso del PSC, que reclama la posibilidad de que sus congresistas puedan votar de forma diferente a los del PSOE en ‘casos excepcionales relativos a temas de especial interés para Cataluña y su autogobierno’.

Hace solo una semana, el secretario de Organización del PSOE, Óscar López, y el secretario general del grupo parlamentario del PSOE en el Congreso, Eduardo Madina, rechazaron esta posibilidad. Y en septiembre pasado, el propio Rubalcaba se mostró partidario de que el PSC tenga “una opinión en el Parlamento que se haga visible cuando se hable de los temas de Cataluña”, pero de tal forma que el grupo en el Congreso funcione “de manera homogénea” y con “una posición conjunta”. Una posición que, sin embargo, no se produce en el Senado, donde ambos partidos funcionan de forma totalmente independiente desde hace años.

Encuentros y desencuentros

En los últimos meses, Rubalcaba ha tenido encuentros y desecuentros con el PSC, especialmente por el apoyo -no oficial- que la mayor parte de sus dirigentes han dado a su contrincante, Carme Chacón, en la carrera por hacerse con la Secretaría General del PSOE. De hecho, el propio Navarro, unas semanas antes del congreso del PSOE, llegó a ironizar con que no revelaría “a qué candidata” apoyaría.

Además, han sido habituales las voces que se han encargado de subrayar una y otra vez que el PSC y el PSOE son dos partidos distintos (y no solo desde Cataluña). Mientras que Rubalcaba ha dejado caer algunas frases que seguro no han gustado nada en la calle Nicaragua. “Necesitamos recuperar lo que fuimos: un partido político nacional, el partido político que vertebra España, el partido político que dice en todas las CCAA lo mismo”, señaló en un mitin el pasado 30 de diciembre. Y en una reciente visita a la sede del PSC le lanzó otro recadito a Chacón: “Yo digo lo mismo en todos los sitios [de España]“.

Inmersión, sí; concierto económico, no

Sin embargo, Rubalcaba y el PSC sí coinciden en algunas cosas, como por ejemplo en apoyar el actual modelo de inmersión lingüística escolar obligatoria exclusivamente en catalán, a pesar de los tribunales han dictaminado que es ilegal. En julio pasado, durante una entrevista en TV3, el actual líder del PSOE llegó a alardear de ser coautor de la prohibición del español como lengua vehicular escolar. “El modelo educativo de Cataluña lo pacté yo con el señor Pujol”, recordó entonces. Un par de meses después, insistió, y llegó a calificar la inmersión como “una riqueza para Cataluña y para España”.

En cuanto al concierto económico reclamado por los nacionalistas, Rubalcaba parece tenerlo más claro. En diversas ocasiones ha sido tajante y ha asegurado que el concierto “no se puede extender al conjunto de los ciudadanos” españoles, aunque se le llame “pacto fiscal”, y ha remitido al sistema de financiación autonómica vigente. Carme Chacón ha defendido una postura similar, garantizando que “todo el PSC” está “en contra del pacto fiscal” de CiU, y sosteniendo haberlo ‘combatido con uñas y dientes’. Desde el PSC, en cambio, siempre han mantenido una posición ambigua en este tema, y todavía no se conoce con exactitud en qué consiste el pacto fiscal federal que contraponen a la propuesta de los nacionalistas.

Vistas las cosas, no parece extaño que, ante esta absoluta indefinición en la que se mueven PSC y PSOE, formaciones como CiU o Ciudadanos se ofrezcan a los votantes huérfanos del PSC.

La voz de Barcelona (15.02.2012)

Sé el primero en comentar en «PSOE y PSC acuerdan ‘actualizar’ su relación»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »