‘Nacionalismo es crisis’

Díptico de Ciudadanos (disponible en español y catalán) poniendo de manifiesto parte del coste de la Generalidad a políticas identitarias y nacionalistas. 

Campaña de Ciudadanos contra el ‘España nos roba’

Desde Ciudadanos recuerdan que el nacionalismo ha girado “el foco de la identidad” hacia el de “la cartera” generando “un discurso basado en la xenofobia fiscal, que busca el enfrentamiento con el resto de España y que busca un culpable: Madrid”.

Ciudadanos ha decidido responder a las formaciones nacionalistas que han acuñado, con cierto beneplácito del Parlamento autonómico, el lema España nos roba. Así, la formación naranja ha puesto en marcha la campaña Nacionalismo es crisis para poner al descubierto el gasto que supone para los ciudadanos de Cataluña el mantenimiento de las políticas identitarias de la Generalidad de Cataluña.

El secretario general del partido liberal-progresista ha recordado, en la presentación de la campaña cuyo hashtag en las redes sociales será #nacionalismoescrisis, que Ciudadanos nació con la voluntad de ser una alternativa real a la crisis económica, a la crisis institucional y para la regeneración política de España. Ciudadanos ha denunciado que “el gasto de CiU en construcción nacional llegará este año a 2.500 millones de euros”, por lo que “los pilares de la cohesión social se están dinamitando desde los presupuestos de la Generalidad”.

“Hacia el eje económico”

Por ello, según ha indicado Matías Alonso, en esta campaña, que se concretará el próximo sábado en Barcelona -en un acto público-, “el nacionalismo ha aprovechado la actual coyuntura de crisis económica para virar su discurso hacia el eje económico”; cuyo ejemplo más palmario, ha advertido, es el lema injurioso que desde las formaciones nacionalistas se utiliza, incluso en el Parlamento autonómico, España nos roba.

Para Ciudadanos, el secesionismo ha cambiado ”el foco de la identidad a la cartera generando un discurso basado en la xenofobia fiscal, que busca el enfrentamiento con el resto de España y que busca un culpable: Madrid“.

La campaña se presentará por toda Cataluña y basará su argumento en que el mantenimiento del nacionalismo es crisis. ”Mientras CiU suprime el último tramo del Impuesto de Sucesiones a las grandes fortunas, dejando de ingresar entre 400 y 600 millones de euros, recortan 672 millones en sanidad y educación públicas afectando a siete millones de ciudadanos”, ha señalado Alonso, que ha indicado que la Generalidad en manos de CiU “pretende recaudar 100 millones de euros con el impuesto sobre los enfermos para después gastar 159 millones de euros en política lingüística“.

Entre los lemas y mensajes que el partido naranja remarcará destacan los dedicados al coste de los consejos comarcales, el mantenimiento de los medios de comunicación públicos (y las subvenciones a los medios privados), el gasto de dinero público invertido en Spanair y las subvenciones que reciben entidades que tienen entre sus objetivos los de fomentar el secesionismo, como Òmnium Cultural y la Plataforma Pro Seleccions Esportives Catalanes.

Un modelo de sociedad abierta

La formación que preside Albert Rivera, diputado autonómico, ya puso en marcha en octubre de 2009 una campaña para promocionar que Cataluña somos todos, en la que denunciaron la construcción de ‘una Cataluña oficial, cerrada, arcaica y encorsetada’ que desde los gobiernos autonómicos se ha hecho de espaldas la Cataluña real.

En aquella ocasión, Ciudadanos reivindicó un modelo de sociedad integradora, abierta, cosmopolita y orgullosa de su pluralidad, frente a “la Cataluña oficial, formada por un establishment nacionalista obsesionado por imponer una visión plana de la catalanidad, que menosprecia y esconde la pluralidad social”.

La voz de Barcelona (13.02.2012)

Sé el primero en comentar en «‘Nacionalismo es crisis’»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »