Pues con todas las objeciones del mundo,

Pues con todas las objeciones del mundo, mundiale aquí no habido ni delito ni prevaricación que valga. La sala del tribunal donde se leyo el veredicto expulsó la justicia por la puerta de atrás.

Sé el primero en comentar en «Pues con todas las objeciones del mundo,»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »