La Generalitat se lava las manos con Spanair

Trabajadores de Newco durante una protesta en el aeropuerto de El Prat.AP Photo 

No se siente responsable del cierre porque «era un inversor más», descarta abrir una investigación y pide al Gobierno central no multar a la aerolínea

Los inversores tienen «pocas expectativas» de recuperar lo invertido en Spanair

El conseller Mena presentará un plan de recolocación de los trabajadores

El Govern catalán lo ha dejado muy claro. No gestionaba Spanair, tan solo era un inversor y por tanto no se hace responsable ni directa ni subsidiariamente de su precipitado cierre.

Así se ha expresado el conseller de Territorio y Sostenibilidad, Lluís Recoder, que también ha descartado abrir una investigción sobre el cierre de operaciones de la aerolínea y ha alabado la gestión del equipo comandado por Ferran Soriano.

«Esto lo debe decidir el juez. Por nuestra parte no hay intención de abrir una investigación porque no tenemos indicios de que esto sea necesario. Los gestores han hecho su trabajo razonablemente bien», ha explicado Recoder en declaraciones a Rac1.

Ha señalado que la presentación del concurso de acreedores por parte de la aerolínea es fruto de circunstancias inherentes, y ha recordado que la situación de la compañía aérea en 2008 «era terrible porque estaba al final de sus días».

Ha considerado que la decisión del anterior gobierno tripartito de reflotar Spanair era una idea «bien intencionada» teniendo en cuenta que el Aeropuerto de El Prat necesitaba una compañía central que ayudara a convertirlo en un auténtico ‘hub’, sobre todo, después de que Iberia priorizara Barajas.

Ha indicado que el presidente de Spanair, Ferran Soriano, ha hecho un «buen trabajo» teniendo en cuenta que la realidad no era fácil, y ha considerado que no mintió cuando anunció que el acuerdo con un socio industrial se podría cerrar en marzo porque las negociaciones con Qatar Airways se rompieron al no poder garantizar que Bruselas considerara las inversiones de la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona como ayudas de Estado.

Tampoco el Govern se siente responsable civil subsidiario del cierre de Spanair: «La Generalitat controlaba un 24% de las acciones de la aerolínea, era un inversor más, pero no el gestor».

Asimismo, ha sostenido que los inversores tienen «pocas expectativas» de recuperar lo invertido en Spanair, y ha recalcado que el Govern no se plantea invertir en otras compañías porque no está dentro de su capacidd.

Ahora, la prioridad de la Generalitat es intentar recolocar a los más de 2.000 trabajadores de Spanair en otras empresas aeronáuticas, y para ello se prevé que el conseller de Empresa y Empleo, Francesc Xavier Mena, presente un plan al respecto.

Los trabajadores de la aerolínea en Barcelona anunciaron este lunes, tras presentarse el concurso de acreedores en los juzgados, movilizaciones y diversas acciones de protesta contra «todas las partes que han tenido responsabilidad» en el cierre de la empresa catalana. 

El Govern pide al Gobierno que no multe

Por su parte, el director general de Transportes y Movilidad de la Generalitat, Ricard Font, ha afirmado que no es partidario de multar a Spanair y ha emplazado al Gobierno central a «reconsiderar» esta decisión.

«Entendemos que en todo momento han estado informados y creemos que en estos momentos se tendría que reconsiderar esta decisión», ha asegurado en una rueda de prensa en Lleida. Font ha indicado que la Generalitat informó, «desde el primer minuto», al Ministerio de Fomento y al Gobierno sobre el cese de actividad de la compañía el pasado viernes y que seguirá trabajando para «solucionar este tema».

En todo caso, Font ha recordado que la decisión última corresponde al Ejecutivo central y ha insistido en que será una cuestión a tratar a partir de ahora, en las conversaciones que mantendrá la Generalitat con el Ministerio y el Gobierno sobre de la afectación de la desaparición de Spanair en el sistema aeroportuario.

Público (31.01.2012)

Sé el primero en comentar en «La Generalitat se lava las manos con Spanair»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »