ETA exige a sus presos que se nieguen a pedir perdón y a reparar el daño causado

Los métodos de ETA 

El Estado ha utilizado a las víctimas como ‘sherpas de la represión’, dice

Bilbao.- ETA exige a sus presos que se nieguen a pedir perdón y a reparar el daño causado, según publica en su edición de hoy el diario Deia, que recoge la publicación interna de la banda dirigida a sus presos.

Este periódico se hace eco del boletín del mes de octubre de Ekia, la publicación interna dirigida a los presos de ETA, en la que el colectivo oficialista de reclusos sitúa el rechazo a pagar los daños a las víctimas y a pedir perdón en el listado de actuaciones que vertebran la “posición necesaria a mantener en la cárcel”.

La ley contempla, entre otras, estas condiciones para que los reclusos etarras puedan obtener beneficios penitenciarios, como ya han hecho algunos presos que están agrupados en la prisión Nanclares de Oca de Álava.

Según recoge Deia, ETA responsabiliza al Estado de la responsabilidad sobre cualquier daño causado y matiza que la damnificada por excelencia en el conflicto ha resultado ser Euskal Herria.

Además, el colectivo de presos considera que las instancias estatales han convertido a las víctimas en “sherpas de la represión y han asumido el papel de alimentadores del conflicto”.

Este texto de Ekia, según matiza el propio diario Deia, data de octubre del pasado año -ETA hizo público su comunicado de cese definitivo de su actividad armada el 20 de ese mes- por lo que los presos podrían haber modificado sus consideraciones, si bien en ese comunicado la banda no hizo mención alguna a las víctimas, excepto a las 200 bajas en sus filas.

En este boletín de octubre, ETA reconoce que el Estado “ha ganado mucho terreno” en el terreno ideológico y avanza la intención de crear una asociación de “reconocimiento, recuerdo y reparación de las víctimas causadas por el Estado”.

El Mundo (5.01.2012)

Sé el primero en comentar en «ETA exige a sus presos que se nieguen a pedir perdón y a reparar el daño causado»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »