La democracia es efectivamente un punto

La democracia es efectivamente un punto de llegada a partir de unos valores que hayan sido asumidos por la sociedad para la constitucion de un estado laico. Pero la religion -cualquier religion- es por principio contraria a la democracia y al laicismo. Y es lógico. Si se parte de verdades absolutas, eternas y divinas es natural no admitir controversia sobre las mismas. En España hicimos una constitucion que no pudo ser laica, democratica e ilustrada por la simple razón de estos valores no estaban arraigados en la sociedad. Mucho menos lo estarán en una sociedad con una religión medieval.

Sé el primero en comentar en «La democracia es efectivamente un punto»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »