Solo puede ganar uno

Los alcaldes de Tarrasa, Pere Navarro, y de Lérida, Àngel Ros, principales candidatos a sustituir a José Montilla al frente del PSC (fotos: socialistes.cat). 

Los dos favoritos a suceder a Montilla dicen encarnar la renovación del PSC

Navarro y Ros pisan el acelerador a pocos días del congreso del PSC

El alcalde de Tarrasa es el favorito en todas la quinielas para suceder a Montilla, mientras que el primer edil de Lérida recoge apoyos entre el sector más nacionalista del partido y acusa a la ejecutiva de respaldar a Navarro. Ambos reclaman una mayor autonomía del PSC en el Congreso de los Diputados

El alcalde de Lérida y candidato a la Primera Secretaría del PSC en el congreso de la próxima semana, Àngel Ros, no tira la toalla a pesar de que todo apunta a que el alcalde de Tarrasa, Pere Navarro, cuenta con un amplio apoyo entre los 840 delegados congresuales, lo que le permitiría suceder a José Montilla al frente del partido.

En una entrevista publicada este jueves en El País, Ros ha rechazado pactar con Navarro una candidatura unitaria antes del cónclave socialista. “Si hay acuerdo entre candidatos ha de ser al final del congreso, no antes, porque si no estaríamos negando el debate de los delegados. […] Cualquier acuerdo parcial o global ha de ser fruto del congreso, cuando se hayan votado los temas sensibles y clave. Esa madrugada [del 17 al 18 de diciembre] será distinta de la de todos los congresos anteriores, cuando el primer secretario iba llamando a posibles miembros de la ejecutiva”, ha asegurado.

“El aparato del partido está claramente escorado hacia Pere Navarro”

Ros ha defendido que tres de los cuatro aspirantes a primer secretario del PSC -Joan Ignasi Elena, Navarro, y él mismo- no tienen “el mismo nivel de responsabilidad que el núcleo duro de la dirección” del partido, en el que se encuentra Miquel Iceta, puesto que los primeros solo han estado un mandato en la ejecutiva, y ha denunciado que esta apoya abiertamente al alcalde de Tarrasa:

“Navarro tiene un apoyo claro del aparato, y yo, de otras personas no vinculadas de una manera tan fuerte al aparato. Podemos representar el mismo deseo de renovación, pero no se puede olvidar quién te está apoyando. Esa es la diferencia. […] La dirección del PSC no tiene por qué ser neutral ni yo se lo pido. Sí que se lo pedí a José Montilla y creo que se está manteniendo neutral. Pero lo que conocemos como el aparato del partido está claramente escorado hacia Pere Navarro”.

Entre los apoyos recibidos por el alcalde de Lérida destacan los de los diputados autonómicos y ex consejeros de la Generalidad Ernest Maragall y Marina Geli, miembros del sector más nacionalista del partido, que en las últimas horas han firmado un manifiesto de apoyo a su candidatura.

“Aspiro a presentarme a las primarias para la Generalidad”

Ros ha anunciado que pedirá “que cuando haya primarias para elegir al candidato a la Generalidad no se gestionen desde la ejecutiva, sino desde la mesa del consejo nacional del PSC, actuando como una especie de junta electoral”. Y ha reiterado su intención de ser candidato a la Presidencia de la Generalidad en un futuro: “Aspiro a presentarme a las primarias para la Generalidad”.

El reglamento del partido establece que en el congreso se ha de votar una lista cerrada que incluya al candidato a la Primera Secretaría junto a su ejecutiva, lo que implica que los perdedores se quedarían fuera de la nueva dirección del partido. Este sistema incentiva que, antes de las votaciones finales, los miembros de las candidaturas que tengan menos posibilidades de resultar ganadoras buscarán pactar con el favorito para ser incluido en su lista.

Navaro presenta sus propuestas para la renovación del partido

Por su parte, Navarro ha presentado este viernes sus principales propuestas de renovación para conseguir el apoyo de los delegados en el congreso, que se basan en cinco ejes fundamentales: abrir el partido a los ciudadanos invitándoles a participar de los debates internos; rendición de cuentas anual por parte los dirigentes del PSC ante el consejo nacional y las asambleas locales; elección de los candidatos del PSC a ocupar cargos públicos mediante un proceso de primarias abierto a todos los ciudadanos; dedicación exclusiva de los dirigentes a sus funciones, evitando la acumulación de cargos; y mayor transparencia en la toma de decisiones de la ejecutiva del partido.

En una entrevista realizada este jueves en 8TV, Navarro también se ha mostrado partidario de que el congreso elija al primer secretario y que, posteriormente, este haga “una ejecutiva de integración”, aunque para ello sería necesario modificar el reglamento actual.

Mayor “influencia” y “visibilidad” del PSC en el Congreso

Respecto a la relación con el PSOE, ha defendido una mayor “influencia” y “visibilidad” del PSC en el Congreso de los Diputados, “si hace falta, votando [de forma] diferente” que el PSOE. Ha asegurado que esta es la posición “mayoritaria” del partido, aunque ha subrayado que “la puerta del grupo parlamentario propio ha de quedar abierta” para que, “si conviene”, el PSC pueda reclamarlo.

También ha reivindicado su catalanismo y ha criticado que los que se autoproclaman catalanistas “están cogiendo una bandera que es de todos” en el PSC. Además, ha considerado que el primer secretario debería “poder presentarse” a las primarias para ser candidato del partido a la Presidencia de la Generalidad en las próximas autonómicas. Y ha reconocido que hay que “cambiar muchas cosas dentro del partido pero, especialmente, en su relación con la sociedad”.

La voz de Barcelona (9.12.2011)

Sé el primero en comentar en «Solo puede ganar uno»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »