El Gobierno de Aznar frenó el informe fiscal de Hacienda contra Abelló

José Mª Aznar 

No tenía ‘relevancia’ pese a denunciar una trama de paraísos fiscales

Stop corrupciónJuan Abelló GalloJavier Chicote.- Hacienda no sancionó a Juan Abelló después del informe elaborado por la Unidad de Estudios Económicos Sectoriales que publicó ayer este diario. El estudio fue entregado al departamento de Inspección en la segunda mitad de 1997. Sólo unos meses después, este departamento de la Agencia concluyó que el informe no tenía relevancia fiscal, pese a que el matrimonio había declarado una reducción en sus ingresos personales a poco más de un uno por ciento de lo que reconocía hasta entonces y el texto detallaba una trama en paraísos fiscales “con ánimo defraudatorio”. Durante los años investigados por la unidad de apoyo, 1991-1995, en etapa de Felipe González, no hubo inspección alguna ni al financiero madrileño ni a su grupo de empresas, pese a las enormes pérdidas que declaraban. 

El informe fue remitido al departamento de Inspección Fiscal y Tributaria y llegó a oídos de Abelló, según fuentes con conocimiento directo de estos sucesos. El financiero encargó la solución de este entuerto a su hombre de confianza, José Díaz-Rato, abogado del Estado en excedencia con años de experiencia en Hacienda y consejero de varias de las empresas del empresario. Abelló también contaba con José Ramón Domínguez Rodicio, que a principios de los 90 había dejado la subdirección general del Impuesto sobre la Renta para fichar por Torreal. Díaz-Rato fue el encargado de lidiar con los presuntos chantajistas que pidieron 20 millones de pesetas al financiero a cambio de no revelar el contenido del informe. 

El tándem Díaz-Rato/Domínguez, famosos en el sector por su gran eficacia y dos de tantos fichajes de cualificados funcionarios por grandes empresarios, fueron –y siguen siendo- los “ingenieros” de las finanzas de Abelló. Gracias a su asesoramiento el empresario ha ahorrado decenas de millones de euros en impuestos. Hasta 1992, el financiero madrileño había sido un contribuyente “razonable”, según fuentes de la Agencia Tributaria. Después, no.

El informe salió de la Unidad de Estudios Económicos Sectoriales para ser entregado a Manuel Trigo Portela, entonces subdirector general de la Agencia Tributaria, al que debieron quemarle las manos. La noticia corrió como la pólvora y fue escalando peldaños: Juan Costa, secretario de Estado de Hacienda y presidente de la Agencia Tributaria; Rodrigo Rato, ministro de Economía y Hacienda, y, finalmente, José María Aznar, presidente del Gobierno y gran amigo de Juan Abelló. Trigo, que ha declinado ofrecer su versión a El Confidencial por tratarse de temas reservados de Hacienda, expresó gran malestar cuando tuvo conocimiento de esta investigación.

Mecenas de los Aznar

Abelló fue uno de los pilares que patrocinó a José María Aznar en su carrera hacia La Moncloa. Una biografía autorizada del ex presidente del Gobierno (Aznar: la vida desconocida de un presidente, de José Díaz Herrera e Isabel Durán) cuenta cómo Abelló apostó por Aznar y le abrió las puertas “a los cerrados círculos donde se cuecen los grandes negocios del mundo de las finanzas”.

Tres fuentes distintas consultadas por El Confidencial, del ámbito de las grandes finanzas, coinciden en que “Abelló fue muy generoso con Aznar” en los tiempos previos a las elecciones de 1996.  En el año 2000 el Gobierno concedió a Abelló y sus socios una licencia de televisión nacional, Veo TV, ahora propiedad de Unidad Editorial, dueña del diario El Mundo.

Actualmente, la relación entre José María Aznar y Juan Abelló sigue siendo muy estrecha. El matrimonio Aznar – Botella es uno de los invitados fijos a los eventos de la familia Abelló, como la boda de su hijo o la celebración de su 70 cumpleaños, ambos este año.

El Confidencial (30.11.2011)

Sé el primero en comentar en «El Gobierno de Aznar frenó el informe fiscal de Hacienda contra Abelló»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »