La demanda de la reforma del sistema electoral cobra fuerza

Un ciudadano, un votoUna campaña en Actuable ya ha conseguido, en sólo tres días, cerca de 90.000 firmas para pedir la circunscripción electoral única

Los resultados de las pasadas elecciones generales no han dejado indiferente a nadie. La victoria aplastante del Partido Popular, con 186 escaños, se ha visto ensombrecida por las cifras: con sólo medio millón más de votos que en las anteriores elecciones de 2008 (10,8 millones de votos en total), el PP ha conseguido hasta 32 escaños más. Mientras, partidos como Equo o PACMA (con 215.776 y 101.557 votos respectivamente) se han quedado sin representación en el Congreso.

[Enlace directo a la recogida de firmas]

La reforma de la Ley Electoral ha sido una de las primeras demandas realizadas por el 15-M y uno de los motivos que hizo que la gente saliera a la calle el día que dio nombre al movimiento convocados por Democracia Real Ya. Ahora, con los resultados de estos comicios, el debate sobre la necesidad de cambiar el sistema electoral cobra fuerza.

Ya el día siguiente de las elecciones, se abrió una campaña en Actuable para reclamar la reforma de la ley electoral con la creación de una circunscripción electoral única en vez de las actuales circunscripciones provinciales.

Un sistema electoral que potencia las mayorías absolutas y el bipartidismo

“Original y maquiavélico” fueron dos de los adjetivos empleados por Óscar Alzaga, uno de sus creadores, para describir el sistema electoral español. La circunscripción provincial, con el reparto de escaños en base a un número fijo al que se le suma otra cifra según su población, junto al Sistema d’Hont, provoca que los partidos con los electores concentrados en una determinada provincia y, sobre todo, los dos partidos con mayor número de votos se vean ampliamente beneficiados en detrimento de aquellos partidos que tienen el voto repartido por todo el territorio nacional.

Por poner algunos ejemplos:

- En Alicante, con cerca de 1,2 millones de electores (de los que 302.395 se abstienen de ir a las urnas), el PP consiguió 489.297 votos y el PSOE 238.826 votos. Estos dos partidos, que sumaron 728.123 votos, se repartieron los 12 escaños de Alicante en el Congreso (8 el PP y 4 el PSOE). ¿A dónde van a parar los 169.021 votos restantes? Aunque la mayoría de estos eran votos dirigidos a Esquerra Unida del País Valenciá-Los Verdes (57.503), UPyD (49.566) y la coalición Compromís-Q (27.568), en la práctica estos votos se han traducido en escaños del PP y PSOE, ya que no se pueden dar “medios escaños”.

- En Badajoz, tres cuartos de lo mismo: de los 548.608 electores casi la cuarta parte decidió no votar. Del resto, 207.099 votaron al PP y otros 153.340 al PSOE, partidos que se repartieron los 6 escaños de Badajoz (4 el PP, 2 el PSOE). Los 53.364 votos emitidos restantes (de los cuales la mitad eran de Izquierda Unida) se convirtieron en escaños para los dos partidos mayoritarios.

- En Melilla, al corresponderle tan solo un escaño, el tema se agudiza. Con casi 50.000 electores, de los que poco más de la mitad acudieron a votar. El PP consiguió el escaño con 17.791 votos, la tercera parte de la población. Los 9.176 votos emitidos restantes (6.745 del PSOE y 986 del PP), a la basura.

La campaña en Actuable para la reforma del sistema electoral basada en promover una circunscripción única ha conseguido ya cerca de 90.00 firmas en tan solo tres días.

Circunscripción única y otras alternativas

Sin embargo, la circunscripción provincial está recogida en la Constitución, por lo que habría que cambiarla para que se contemplara la circunscripción única. El cambio de la Constitución, que se hizo sin demora cuando lo pidió Europa para poner un techo al gasto público, sí frena las aspiraciones sobre el tema por parte de los partidos.

La reforma del sistema electoral es una demanda ya tradicional de Izquierda Unida, uno de los partidos a los que más perjudica, pero para estas elecciones ha figurado en el programa de casi todos los partidos políticos, exceptuando el Partido Popular y los nacionalistas. UPyD y Equo son otros de los partidos que la incluyeron en su programa, y hasta el PSOE, aún cuando la rechazó en el Congreso en marzo de este año.

Izquierda Unida, que lleva 20 años ya reclamando la reforma, presentó dos semanas antes de las elecciones una propuesta que pasaba por la ampliación del Congreso en 50 diputados más, la disminución a un diputado del número fijo a asignar por provincia y la sustitución del sistema d’Hont por el método Sainte-Laguë, que se aplica en varios países europeos, como Alemania, Suecia o Dinamarca. “Izquierda Unida preferiría la circunscripción autonómica pero, al menos, considera mucho más adecuado que el mínimo de escaños por provincia se reduzca a 1”, explica. De hecho, en su programa electoral estaba plasmada la ampliación de la circunscripción electoral.

La propuesta de reforma presentada por Equo se parece bastante a la de IU, aunque optaba por la aplicación de cociente Hare para el reparto de escaños, más proporcional.

Por su parte, el PSOE en su programa optó por ofrecer un sistema electoral mixto, con el ejemplo alemán como referente (dos votos, uno a los partidos y otro a las candidaturas de cada circunscripción).

Aunque en la Constitución, en su Artículo 68, expone que los miembros del Congreso serán elegidos por sufragio universal, libre, igual, secreto y directo, hasta ahora el sistema actual dista mucho de este escenario, y es la propia Carta Magna, en el mismo artículo, la que pone trabas al voto igual con la designación de la circunscripción provincial.

Terc3ra información (24.11.2011)

Sé el primero en comentar en «La demanda de la reforma del sistema electoral cobra fuerza»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »