Después de su lectura se me ha secado l

Después de su lectura se me ha secado la boca y no precisamente de emoción, sino de una gran indignación por sentirme manipulada y compatriota de gentes sin escrúpulos, hipócritas y poseedores de un cetro con el cual golpean la dignidad del más caval, del más honesto, del más sencillo, del más casto… Socorro!

Sé el primero en comentar en «Después de su lectura se me ha secado l»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »