IU advierte de la “violencia permanente” de los mercados

El candidato de Izquierda Unida a la presidencia, Cayo Lara, ayer en el Polideportivo Florida Babel de Alicante. Juan Navarro 

Lara insiste en el acoso a Grecia e Italia como prueba del sometimiento de la democracia

El candidato defiende la opción de ganar un escaño por Alicante

“No se han acabado las clases”, subraya el líder de Izquierda Unida

Juanma Romero – Alicante.- Alicante no falla. Plaza fuerte en las autonómicas y municipales de mayo. Plaza fuerte también ayer. Una dosis de energía de caballo para Izquierda Unida y para su candidato. Cayo Lara volvió a crecerse. Y no sólo ante la militancia, ya por la tarde, en un acto cargado de dinamismo y escenografía más propia de los mítines de los grandes partidos. También se soltó y se relajó y se le vio sembrado ante un centenar de estudiantes de la Universidad de Alicante.

Fue allí donde primero reflexionó sobre las últimas dentelladas de la crisis: la caída del primer ministro griego, la presumible salida de Silvio Berlusconi. “Han dado un paso más, han dicho que el pueblo griego no pinta nada. ¿Adónde hemos llegado? ¿Esto es una democracia? No es esto la dictadura del proletariado. Es la de los mercados, la del FMI, el BCE…”. Y el problema no está focalizado en un país o dos, dijo, sino que es “global”. Es una amenaza mucho más grave, “es una espiral de violencia permanente contra los ciudadanos”.

Los jóvenes son un objetivo preferente de IU. Y para ellos el candidato grabó a sangre y fuego el lema de la campaña, “Rebélate!”. “Hay que reaccionar” frente a los “vampiros chupasangres” de los mercados y sus gobiernos “títeres”, urgió, hay que llamar a la “resistencia”, incluso de la “derecha patriota”.

Por la tarde también Lara inoculó ese mensaje transversal: “No se han acabado las clases. Los de arriba son más potentes, pero los de abajo, los trabajadores, somos muchos más. Debemos ganar la batalla a los de arriba”.

Lara intentó durante toda la jornada minimizar el impacto del debate a dos entre Alfredo Pérez Rubalcaba y Mariano Rajoy. Aparte de apuntar lo dicho ya mil veces que era un cara a cara “de teletienda” entre dos “recortadores profesionales”, se centró en los puntos calientes del programa de IU: empleo, políticas sociales, servicios públicos. E hizo aflorar, lógicamente, un asunto que ha recorrido portadas de diarios y consumido minutos de televisión y de radio en el País Valencià: la corrupción. “Esta es tierra de palomos ladrones”, ironizó. El candidato pidió a los ciudadanos que se indignaran, que no permanecieran inertes: “¿Vamos a elogiar a los amigos de la delincuencia que se benefician de la impunidad de una Justicia lenta?”. En la mente del auditorio se cruzó la imagen del dimisionario Francisco Camps, a un mes de sentarse en el banquillo por el caso de los trajes. “PSOE y PP representan a los cinco millones de parados, a la Gürtel, la Brugal, las guerras, la especulación”.

De nuevo, la equiparación de socialistas y conservadores, aclamada por el público cada vez con más poderío: “¿Es de izquierdas el fraude fiscal, rebajar los impuestos a los ricos, la corrupción?”. “¡No!”, bramó el millar de asistentes. “Si esto no son políticas de izquierdas es que lo han hecho políticas de derechas, las haga PP o PSOE”, completó eufórico.

La reconquista

Alicante no es una circunscripción imposible. IU logró allí diputado en cinco eleccio-nes. Y ahora algunas encuestas apuntan que es posible reconquistar el sillón. “No es una quimera”, reiteró Lara, quien se afanó en explicar que el escaño se lo disputa IU con el PP, así que apostar por el candidato, Víctor Domínguez, es el “voto útil” para frenar a la derecha.

Alicante estallaba. Por el líder, claro, pero también por los buenos oficios de la maestra de ceremonias, Esther López Barceló, diputada autonómica y responsable federal de Juventud de IU, y Marga Sanz, líder regional. Oxígeno para el resto de la campaña.

Público (8.11.2011)

Sé el primero en comentar en «IU advierte de la “violencia permanente” de los mercados»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »