La cobertura de paro se desploma: casi 300.000 trabajadores han perdido la prestación

Oficina de empleoCae a niveles de 2006 y se sitúa en el 68%

Carlos Sánchez.- Malo es estar parado, pero mucho peor si, además, el desempleado no percibe ninguna prestación de carácter económico. Y eso es lo que está ocurriendo con cientos de miles de trabajadores que perdieron su empleo en los últimos años. En concreto, con los 295.744 parados que han dejado de cobrar en lo que va de año tras haberse agotado su derecho a percibir una prestación, ya sea de carácter contributiva o asistencial.

La consecuencia no puede ser otra que una caída brutal de la cobertura de desempleo, que ha descendido hasta el 68%, el peor registro desde el año 2006. O dicho en otros términos, en plena crisis económica y con un mercado laboral que se deteriora día a día, la tercera parte de los parados ya no percibe ninguna prestación económica. Si la comparación se hace con la Encuesta de Población Activa (EPA), que muestra 650.000 desempleados más que el paro registrado (sus metodologías son distintas), el resultado todavía es más elocuente. Apenas la mitad de los parados cobra alguna prestación económica.

No es que el Gobierno haya cambiado la legislación, sino que al haberse cumplido los plazos legales, muchos trabajadores han perdido su derecho a cobrar el paro durante dos años en el caso de las prestaciones contributivas o seis meses si se trata de prestaciones de carácter asistencial para mayores de 45 años.

El resultado es que si en diciembre del año pasado había 3,01 millones de trabajadores que cobraban el desempleo, en septiembre pasado había únicamente 2,72 millones, y con una clara tendencia a la baja habida cuenta del panorama laboral. La tasa de cobertura, de hecho, ha bajado del 79,81% alcanzado hace ahora 15 meses (el máximo de la serie histórica) hasta el 68% actual, lo que da idea del alto ritmo de deterioro de este indicador social. Cuando el presidente Zapatero llegó a la Moncloa, la cobertura era del 61,48%, pero con un desempleo que era la mitad que ahora. Este indicador es, precisamente, el que con más ha asiduidad utiliza el candidato Rubalcaba en sus mítines para asegurar que ‘ningún’ trabajador en paro quedará desatendido.

Lo cierto, sin embargo, es que  si en 2009 (media anual) había 1,60 millones de trabajadores que cobraban el desempleo (nivel contributivo) hoy hay sólo 1,25 millones, lo que supone 356.000 menos. Muchos de esos trabajadores en paro (los de mayor edad) han tenido que ‘emigrar’ al nivel asistencial, y eso explica que se haya pasado de 960.000 a 1,24 millones. Los gastos de este nivel los soporta exclusivamente el Estado (no se sufraga con cotizaciones), y de ahí su importancia en términos económicos.

Aumenta la exclusión social

Igualmente, se ha disparado la llamada Renta Activa de Inserción -que cobran los colectivos que no hayan podido cotizar-, que de cubrir a 95.543 personas hace poco menos de dos años, ahora beneficia a 198.731, y al alza. Toda vez que la prolongación del paro (cuatro años de crisis) está aumentando los caso de exclusión social.

Hay que tener en cuenta que el gasto medio por beneficiario  en el nivel contributivo, incluido el pago de cotizaciones sociales), se sitúa en 915,2 euros mensuales, y cada año se dan de alta más de medio millón de trabajadores de esta modalidad. La tendencia era decreciente, pero en los últimos meses ha girado radicalmente la realidad en coherencia con el deterioro adicional del mercado de trabajo. El paro registrado está creciendo por encima del 6% en términos anuales.

Los servicios públicos de empleo han presupuestado para este año un gasto en prestaciones equivalente a 30.140 millones (sin incluir los cursos de formación), pero es probable que esta cifra haya que revisarla al alza habida cuenta del mal segundo semestre que está teniendo la economía española.

Los datos más recientes del Ministerio de Trabajo reflejan que la cuantía media del desempleo en el nivel contributivo (el doble que en el asistencial) se sitúa en 28,46 euros diarios, que en el caso de las mujeres baja hasta los 25,68 euros al día debido a que sus salarios (y por lo tanto sus cotizaciones) son más bajas.

El Confidencial (4.11.2011)

Sé el primero en comentar en «La cobertura de paro se desploma: casi 300.000 trabajadores han perdido la prestación»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »