La inmersión obligatoria ‘tiene fecha de caducidad’

FiguraUn modelo ‘inviable por inconstitucional’

Impulso Ciudadano le recuerda a Mas que la Generalidad ‘no está por encima de los tribunales’ y le insta a adecuar el sistema.

La inmersión lingüística obligatoria en las aulas de Cataluña ‘tiene ya fecha de caducidad’. Así lo considera Impulso Ciudadano, entidad cívica presidida por el ex diputado autonómico José Domingo, que en un comunicado remitido a la prensa valorando la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), que da un plazo de dos meses a la Consejería de Enseñanza para que cumpla las sentencias del Tribunal Supremo, y aplique el bilingüismo en las escuelas, insta a la Administración autonómica a que reforme el modelo escolar.

Para Impulso Ciudadano, ‘el modelo de inmersión lingüística obligatoria es inviable por inconstitucional’ y, desde la asociación, se recuerda que ‘las sentencias del Tribunal Supremo, en sí, ni benefician ni perjudican a los idiomas oficiales, sino que obligan a adaptar el sistema de enseñanza a un modelo de conjunción lingüística que garantiza los derechos de los alumnos a ser escolarizados en los dos idiomas oficiales’ de Cataluña.

La Generalidad no interpreta leyes, las acata

De la misma manera, en el escrito se cita la carta que Domingo remitió el pasado mes de enero a Artur Mas, presidente autonómico, en la que le recordaba que el artículo 118 de la Constitución ‘dispone que es obligatorio cumplir las sentencias y resoluciones firmes de los jueces y de los tribunales por lo que no cabe ignorar o desvirtuar, alterando su fallo y fundamentos jurídicos, las decisiones de los tribunales’. Misiva que fue respondida por el presidente de la Generalidad reconociendo que no acataría las sentencias del Tribunal Supremo, que recientemente se habían hecho públicas. Adelantando así lo que este mismo miércoles ha indicado: que no modificará el sistema escolar catalán.

La entidad cívica considera a la Generalidad, en manos de CiU, como si actuara al estilo de ‘un régimen calvinista ortodoxo’ y le recuerda que la Administración autonómica no puede autoconvertirse en ‘el único intérprete de la ley educativa, su poder no está por encima de los tribunales‘. Además, desde Impulso Ciudadano se acusa a la Generalidad de incumplir ‘de forma deliberada durante muchos años’ las normas que no considera apropiadas. Ahora, sin embargo, el plazo está establecido por los tribunales: dos meses, ‘un plazo más que suficiente’.

‘Muestran los dientes’

Finalmente, Domingo, en un artículo publicado este martes en El Mundo, recuerda que ‘el padre del invento de la inmersión lingüística’ fue Joaquim Arenas y que, ya desde los inicios, a los que discrepaban de su ‘invento’ se les acusó de ser ‘malos catalanes’. El ex diputado autonómico resume de esta manera la situación de presión que sufren los padres en Cataluña que quieren que la Generalidad aplique las normas sobre un derecho que tienen reconocido en la Constitución, y avalado por las sentencias del Supremo y el Tribunal Constitucional:

Muestran los dientes, amenazan a las formaciones que defienden el bilingüismo y recuerdan a las asociaciones subvencionadas y a los empresarios del sector que no muestren flaqueza con quien les da de comer. Y mienten, mienten sin pudor, con la impunidad que da el fanatismo y con el descaro que permite el cinismo. La “abominable educación bilingüe”, que es la que prefieren los padres y madres que pueden pagarla para la mayoría de sus hijos, se convierte en el gran pandemónium. Los valedores de la única lengua son conscientes de que el proyecto no es pedagógico, sino político: “En Cataluña, en catalán”. Cuando se les recuerda la debilidad del argumento -ni sociológica, ni jurídica, ni históricamente ha sido así- sacan a relucir las reglas de la nueva religión.

 

La voz de Barcelona (8.09.2011)

Sé el primero en comentar en «La inmersión obligatoria ‘tiene fecha de caducidad’»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »