¡Ay, Esperanzita… que cara tienes! No

¡Ay, Esperanzita… que cara tienes! No puedo sino estar completamente de acuerdo con el contenido del artículo. Apoyemos a los profesores, dignifiquemos su profesión y, quizás, algun día podamos alcanzar los niveles educativos de, por ejemplo, los países nórdicos.

Sé el primero en comentar en «¡Ay, Esperanzita… que cara tienes! No»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »