“Tendrán que cumplir. No les queda otra”

El abogado, Ángel Escolano, y el presidente de Convivencia Cívica Catalana, Francisco Caja, entidad que ha representado a los padres de las últimas sentencias del Supremo que pedían el cumplimiento de la ley (foto: LVdB).Convivencia Cívica recuerda a la Generalidad que no tiene más alternativa

Ángel Escolano, abogado de Convivencia Cívica: “Tendrán que cumplir. No les queda otra”

“Una vez ha dicho el Supremo que la norma se interpreta de una manera concreta, la Administración debe aplicarla como dicen los tribunales. […] Si Rigau no cumple será una desobediencia a los tribunales, de manual, y encaja en el artículo 410 del Código Penal, lo que supone una inhabilitación para cargo público y para empleo público, que es funcionaria”.

Daniel Tercero.- La sentencia del Tribunal Constitucional (TC) de 1994 dejó establecido que ni los padres ni la Administración autonómica pueden eliminar una de las dos lenguas oficiales de Cataluña, español y catalán, de las escuelas. Ni los padres pueden escoger la lengua de escolarización para sus hijos ni la Generalidad puede eliminar el español como lengua vehicular. La Administración autonómica nunca ha aplicado la sentencia, nunca ha puesto en marcha el bilingüismo escolar.

Desde entonces -y ya antes-, distintas entidades cívicas han acudido a los tribunales para que la Consejería de Enseñanza cumpla con la ley. Las últimas sentencias del Tribunal Supremo han recordado a la Generalidad que lleva incumpliendo las normas en materia lingüística. La sentencia del TC sobre el Estatuto de Autonomía de 2006, hecha pública en 2010, ha supuesto la puntilla para los dirigentes políticos que insisten en no aplicar el bilingüismo escolar o conjunción lingüística que ordenan los tribunales.

Convivencia Cívica Catalana (CCC) es la entidad responsable de las últimas sentencias del Supremo, y de la interlocutoria del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), que acota y da un plazo, dos meses, a la Generalidad para que aplique el modelo lingüístico legal en las escuelas. Francisco Caja es profesor de Filosofía en la Universidad de Barcelona, licenciado en Derecho y presidente de CCC. Ángel Escolano es uno de los abogados de la entidad, responsable del tema legal y, sorprendentemente, joven -apenas 26 años-. Hemos charlado con ellos de lo que puede ocurrir si la Administración autonómica no aplica la ley en noviembre.

¿Son generalizables las sentencias del Supremo?

Ángel Escolano: Son generalizables. La Administración está obligada a aplicarlas. Si no las aplican estarán prevaricando.

¿Y por qué la consejera de Enseñanza y la Generalidad dicen que no?

E: Así lo dice la ley… en el derecho administrativo, la Administración está obligada por las sentencias. Es decir, una vez ha dicho el Supremo que la norma se interpreta de una manera concreta, la Administración debe aplicarla como dicen los tribunales.

¿Y si la Consejería de Enseñanza no cumple con la ley?

E: Tenemos dos posibilidades diferentes. Si Irene Rigau [consejera de Enseñanza] no cumple será una desobediencia a los tribunales, de manual, y encaja en el artículo 410 del Código Penal, lo que supone una inhabilitación para cargo público y para empleo público, que es funcionaria. Y entiendo que si el Gobierno autonómico no rectifica y continúa sin aplicar la ley estará prevaricando, porque a sabiendas de que la Justicia ha dicho que deben aplicar una norma no la aplican.

¿A cuántas sentencias del Supremo se refiere la interlocutoria del TSJC?

Francisco Caja: A dos… pero vendrán más.

¿Cuántas?

C: Tres más, inmediatamente, en las que el Supremo dirá lo mismo. Pero hay más de 500 instancias en la Consjería de Enseñanza, que en el momento en que les nieguen el bilingüismo escolar se convertirán en más de 500 demandas judiciales.

E: Para estas no habrá sentencias del Supremo porque el TSJC las estimará, lógicamente. Y lo hará positivamente. Y suma y sigue…

¿Hay más padres de esos más de 500 que ya han solicitado el bilingüismo en la escuela?

C: Hay más pero llegarán aún más, porque las vacaciones ha detenido el flujo de peticiones.

La Generalidad ha dicho que en dos meses no se puede cambiar el sistema de inmersión lingüística obligatoria que lleva casi 30 años aplicándose…

C: ¿Por qué no? ¿Qué dificultades hay? Si no sabe, que nos contrate y nosotros lo hacemos en dos meses y medio…

E: En menos, en una semana…

C: Solo tiene que dictar una resolución que regula la enseñanza que se aprueba cada año. El problema sería si fuera un bilingüismo entre el español y el inglés o entre el catalán y el inglés, porque no habría profesores [que supieran inglés], pero supongo que todos los profesores saben español, ¿no?

Un argumento de la Consejería de Enseñanza, para defender la legalidad de la inmersión lingüística obligatoria, es que la Ley de Educación de Cataluña (LEC) y el Estatuto de Autonomía determinan que el catalán debe ser la única lengua vehicular en las escuelas…

C: No. Hay una sentencia del TC [sobre el Estatuto de Autonomía de 2006, dictada en 2010] que dice que no. El Estatuto debe ser interpretado según la Constitución, es decir, no se puede exlcuir el uso del español. No hay mucha vuelta que buscar.

¿La LEC queda derogada, entonces?

E: No, hay que intrepretarla tal cual lo ha dejado escrito el TC. Cuando la LEC dice que el catalán es la única lengua vehicular se debe interpretar que es sin la exclusión del español. Derecho constitucional… es así.

Se habla de la sentencia del TC de 1994 que, según los defensores de la inmersión lingüística obligatoria, avala el modelo lingüístico de la Generalidad…

C: Mentira.

¿Por qué?

C: Porque la inmersión lingüística obligatoria excluye el uso del español como lengua vehicular, y la sentencia del TC de 1994 dice, explícitamente, que eso es inconstitucional. Lo dice explícitamente.

¿Qué hará Convivencia Cívica Catalana si en noviembre la Generalidad no cumple con las sentencias del Supremo?

C: Si en dos meses no se adoptan las medidas oportunas, para adaptar el sistema de enseñanza, el artículo 112 de la ley reguladora de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa es muy claro: multa [de hasta 1.500 euros] por cada día que incumpla la ley y se le exige responsabilidades penales. Pero será el fiscal el que requiera a la consejera de Enseñanza, la ley le obliga al fiscal.

¿Estará obligado el TSJC a…?

E: Sí… en otros casos parecidos, el TSJC está un par de meses poniendo la multa cada día y después actúa la Fiscalía.

C: Pero hay otra cosa muy importante que no dice la Generalidad. Muy bien, Rigau dimite y el señor [Artur] Mas [presidente autonómico], u otro consejero, asume el cargo y las competencias. El artículo 108 dice: ‘Si la sentencia condenare a la Administración a realizar una determinada actividad o a dictar un acto, el Juez o Tribunal podrá, en caso de incumplimiento: a) Ejecutar la sentencia a través de sus propios medios o requiriendo la colaboración de las autoridades y agentes de la Administración condenada o, en su defecto, de otras Administraciones públicas, con observancia de los procedimientos establecidos al efecto’. Es decir, la sala suple y se constituye en Consejería de Enseñanza, a estos efectos.

¿Y de todo esto qué dice la Alta Inspección de Educación, dependiente del Gobierno?

C: Ni sabe ni contesta, pero en diez o doce días dirá algo. Tendrá que contestar, necesariamente.

¿Por qué?

C: Vamos a desembarcar con un carrito con seis cajas de documentos judiciales en los que se acredita inequívocamente la vulneración de los derechos lingüísticos de los ciudadanos de Cataluña. Esto es competencia de la Alta Inspección. Lógicamente, el ministro tendrá que intervenir porque sino cometerá también un delito de prevaricación. Si en tres meses no abre un expediente a la Generalidad habrá cometido prevaricación…

E: Y abrimos la puerta, otra vez, del Supremo. La competencia del ministro va directa al Supremo.

¿Y si la Consejería solo aplica las sentencias del Supremo a los padres del caso concreto?

C: Las sentencias del Supremo y el auto del TSJC son muy claritos. Se adopten cuantas medidas sean precisas para que el castellano también sea lengua vehicular. Es muy claro. Y a los niños no se les puede separar por lengua. Los fallos del Supremo son tan contundentes que se ha de cambiar el modelo escolar. El sistema de inmersión lingüística obligatoria es contrario al espíritu y a la letra de la Constitución, es un problema de orden público. No se puede tolerar que el régimen lingüístico en las escuelas vulnere derechos y libertades fundamentales. Esto es lo que no entiende el señor ministro de Educación. Los ciudadanos tienen derecho a utilizar el español.

¿Qué dirían a los padres que están en contra del bilingüismo y, por lo tanto, a favor de la exclusión del español en las escuelas de Cataluña por considerar que estas sentencias son un ataque al catalán?

E: Viven en otra realidad que no es la de Cataluña.

C: Les diría que no se crean a los políticos ni a los propagandistas del régimen nacionalista…

E: Sí. Es otra realidad. Este fin de semana, por ejemplo, Joan Herrera (ICV-EUiA) hablaba en una ciudad del cinturón de Barcelona asegurando que no quería dos ciudades, una en español y otra en catalán, en referencia a las sentencias… Este señor, o no sabe leer o es un manipulador. Las sentencias son muy claras, solo una… una escuela en dos idiomas.

¿La inmersión lingüística obligatoria que se ha aplicado en Cataluña, hasta ahora, es como el sistema escolar que se aplica en el Quebec (Canadá)?

C: No, claro. Para nada. En el Quebec empezó como una experiencia en un colegio privado. Los niños con el inglés como lengua materna, voluntariamente, eran inmersionados en francés los tres primeros años. A partir de este tercer año se introducía el inglés, junto al francés, al 50%. Después, este sistema, se generalizó en las escuelas públicas. Al poco, desde 1982, una reforma legal garantiza en toda Canadá, no solo en el Quebec, que cualquier alumno tiene derecho a educarse también en francés -si son un mínimo de alumnos-. Tienen un bilingüismo perfecto. En Canadá tienen un Ministerio de Bilingüismo. Su ministra vino a Cataluña y empezó a hacer declaraciones… salió escopeteada. A mí me parece muy bien que en cualquier parte de España los niños mantengan su lengua materna, entre las oficiales. Es razonable. Pero aquí, en Cataluña, esto no se quiere porque quieren excluir el español de las escuelas. Lo consideran un virus.

Pero, ¿por qué pasa esto último? ¿Qué fin político tiene esto?

E: Muy claro, diferenciar Cataluña del resto de España… La inmersión lingüística obligatoria es una herramienta política.

C: Fíjate con el nombre. La inmersión lingüística, técnicamente, es un procedimiento para el aprendizaje de una segunda lengua, además de la materna. Este es el nombre técnico en todos los manuales. Pero en Cataluña es un fraude porque los únicos que son inmersionados son los castellanoparlantes pero no los catalanoparlantes, que reciben la enseñanza en su lengua materna. A los políticos nacionalistas les gusta la palabra inmersión porque tiene connotaciones bíblicas… como si los castellanoparlantes, o los charnegos, pudieran lavar su pecado original inmersionándose…

Volvamos a la Consejería de Enseñanza. ¿Qué creen que va a ocurrir? ¿Cumplirán las sentencias?

C: Solo queremos que los niños tengan los mismos derechos. Y eso solo puede darse si existe el bilingüismo en las escuelas. Nuestras demandas se basan en la libertad lingüística y en ajustarlas a la ley, y los tribunales han dejado claro que debe ser un bilingüismo forzoso. El Tribunal Constitucional, en la sentencia 337, dice una cosa muy importante: el niño debe vivir el bilingüismo como un hecho positivo; este es el asunto fundamental. Es muy diferente que una de las dos lenguas sea considerada como una lengua extranjera y que los niños vivan en el aula el bilingüismo como un hecho positivo. No nos fiamos del PP y del PSOE, visto el pasado, porque han hecho dejación de sus obligaciones, además, de una manera sangrante, como lo de 1998, cuando el PP permitió y no recurrió la ley de normalización lingüística de CiU…

Pero, ¿la Generalidad cumplirá? No me han respondido…

E: Tensarán la cuerda al máximo… pero tendrán que cumplir. No les queda otra. Se bajarán del burro…

C: Es muy importante que la sociedad catalana presione y arrime el hombro. Y que el Gobierno no defraude ni negocie sobre los derechos fundamentales de la Constitución.

La voz de Barcelona (6.09.2011)

Sé el primero en comentar en «“Tendrán que cumplir. No les queda otra”»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »