Pues menos mal que Sartorius le cae simp

Pues menos mal que Sartorius le cae simpático, porque la andanada de insidias que le despacha es infame. ¡Que todos los cielos nos libren de las simpatías de este señor! En el fondo es la misma artimaña de siempre: declararse simpatizante de la izquierda para darle palos a diestro y siniestro, con razón o sin ella, y a la vez excretar sus inquinas personales; mientras a la derecha ni tocarla, sólo con amaguitos y como de refilón para disimular y no descubrir demasiado la burda farsa.

Sé el primero en comentar en «Pues menos mal que Sartorius le cae simp»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »