Los indignados piden la dimisión de Puig ante la sede de Interior

 

La acampada irá al Parlament la víspera del debate de presupuestos

ICV pide imágenes de la carga del 27 de mayo para rebatir al consejero

Unos 600 indignados abandonaron ayer por la tarde la acampada de la plaza de Catalunya de Barcelona para marchar por la Gran Via hacia el Departamento de Interior, en la esquina del paseo de Sant Joan con la calle de la Diputació. Allí pidieron la dimisión de su titular, Felip Puig, máximo responsable de la carga policial que con la excusa de limpiar la plaza acabó, hace 10 días, con 121 heridos.

Los manifestantes gritaron “Puig dimisión, Puig a la prisión” e inquirieron a los agentes antidisturbios preguntándoles por su número de placa, una identificación que deben exhibir aunque no lo hacen. También protagonizaron una sonora cacerolada y exhibieron una pancarta con el lema Limpiezas Puig o con el consejero blandiendo un bate de béisbol.

Durante la concentración, que transcurrió sin incidentes en medio de un fuerte dispositivo policial, los manifestantes leyeron un manifiesto firmado por 40 entidades, entre ellas la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona (FAVB), que consideran que la carga policial fue “injustificada, absurda y desproporcionada”, y piden responsabilidades por la intervención policial. El texto denuncia la ocultación del número identificativo de los agentes y exigen que se cumpla la orden de Interior de llevarlo en un lugar visible.

Por la mañana, una asamblea de indignados llegados de 96 pueblos y barrios de toda Cataluña y agrupados por comarcas, según explicaron desde la misma plaza, acordó acampar ante el edificio del Parlament, en el parque de la Ciutadella, la noche del 14 de junio, víspera del debate de presupuestos, como forma de protesta ante los recortes que planea el Gobierno de Artur Mas.

También ayer Iniciativa per Catalunya hizo un llamamiento a la ciudadanía para que aporte imágenes de las cargas policiales para rebatir a Puig durante su comparecencia en el Parlament prevista para la próxima semana. El diputado Jaume Bosch explicó que pedirán las imágenes a través de Facebook y Twitter. El propósito de ICV es contrarrestar las acusaciones del consejero de que fueron los acampados quienes provocaron con violencia a la brigada móvil de los Mossos.

La Asamblea de Periodistas de Cataluña, impulsada por el Sindicato de Periodistas, reprobó también ayer al consejero de Interior por cuestionar la cobertura mediática de las cargas policiales del día 27 de mayo. Según informó en un comunicado la Asamblea, que este año celebra su tercera edición, aprobó una resolución que cuestiona a Felip Puig por las declaraciones en las que afirmó que los medios de comunicación “no habían encontrado el punto de equilibrio” al informar de la intervención policial. Los periodistas defendieron el valor del derecho a la información “para que la democracia funcione adecuadamente” y admitieron la necesidad de buscar alianzas en la sociedad para defender ese principio ante la patronal y ante los Gobiernos.

El País (5.06.2011)

Sé el primero en comentar en «Los indignados piden la dimisión de Puig ante la sede de Interior»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »