El domingo pasado no me extrañó oira a

El domingo pasado no me extrañó oira a un hombre de mediana en una asamblea, por la tarde, respecto a esa reinvidicación tan sobado y cansina: el derecho de autodeterminación. Como un mantra repetía lo de la libertad de Cataluña, lo curioso fue ver a tres jovenes pasar, con camisetas negras con la A de anarquistas, y escuchar a uno de ellos (de bastante carisma)soltar que imbecilidades decia ese hombre. En fin, que era inevitable que se colaran los nacionalistas, que por el aspecto del que parloteaba no estaba en absoluto, tanto por vestima, gesto y parloteo, en consonancia con los que acampan por la en la plaza desde hace casi 2 semanas. Parecía el típico que va a los locales de CIU o ERC. No, no creo que se adueñen del espíritu del 15-M que invade a nuestros jovenes estos días, pero por desgracia, hay que aguantarlos. En la plaza dan cabida a todo el mundo, sí hasta he oido a alguien discursar en plan “esencialista” que nada tenía que ver con lo que defienden los de este movimiento. Lo que pierde a Antonio Robles, no es la 1ª vez, una percepción cuasi tremendista, por no decir fatalista.

Sé el primero en comentar en «El domingo pasado no me extrañó oira a»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »