Ratko Mladić, arrestado en Serbia

La Haya reclamaba al criminal de guerra serbio-bosnio por su responsabilidad en miles de muertes

Su arresto guarda mucha similitud con el de Radovan Karadzik en julio de 2008

El último de los grandes criminales de guerra serbios, Ratko Mladić, ha sido por fin arrestado. El presidente de Serbia, Boris Tadic, anunció este jueves la detención del ex general, responsable militar del sitio de Sarajevo, que duró cuatro años, y la matanza de Srebrenica, donde murieron alrededor de 8.000 personas, en su mayoría bosnios musulmanes.

“Se cierra un capítulo de nuestra historia reciente que nos lleva más cerca de la reconciliación en la región”, aseguró Tadic, en referencia a los 15 años que Mladić llevaba sin rendir cuentas por sus crímenes. El presidente no quiso revelar los detalles de la operación, pero confirmó que el ex general fue arrestado “en suelo serbio” y que será extraditado a La Haya, que lo acusa de genocidio y crímenes contra la humanidad.

Desde Bruselas, la Comisión Europea otorgó una gran importancia al arresto, una condición esencial de cara a las aspiraciones europeas de Belgrado. Traerá a Serbia la “reconciliación con la Historia y su pueblo”, en palabras de Natasha Butler, portavoz de comunitaria de Ampliación.

Falta de cooperación

Hasta ahora, el Tribunal Especial para la Antigua Yugoslavia había denunciado la falta de cooperación del Gobierno serbio en la detención de criminales de guerra, vistos todavía como héroes por gran parte de la población.

Un informe publicado este mes por el tribunal lamentaba la pasividad de Belgrado, a quien veladamente se viene acusando de conocer el paradero del ex general sin hacer nada por detenerlo. La Alta Representante para la Política Exterior, Catherine Ashton, aterrizará esta tarde en la capital serbia en una visita que estaba prevista y alimenta las especulaciones sobre la oportunidad del arresto.

“No hemos calculado cuándo debíamos detenerlo”, prometió Tadic como respuesta. En su declaración pública, el presidente serbio anunció una investigación para detener a las personas que ayudaron a Mladić a mantenerse en la sombra y prometió “cooperación plena” con La Haya para detener al resto de criminales de guerra todavía en paradero desconocido, como Goran Hadzic.

Fuentes del Gobierno citadas por medios locales aseguran que Mladić se escondía tras el nombre de Milorad Komadic y que habría sido delatado por un informante anónimo. Su arresto guarda similitudes con el de Radovan Karadzik, que fue detenido en julio de 2008. Desde entonces, se encuentra en su celda de La Haya, donde está siendo juzgado por sus responsabilidades en la Guerra de Bosnia que sus cientos de miles de víctimas todavía no han conseguido olvidar. 

—–

Los rostros del terror 

Los rostros del terrorRatko Mladić es el rostro del terror padecido por los musulmanes en la Guerra de Bosnia. Es el responsable, entre otra atrocidades, de la matanza de 8.000 musulmanes bosnios en Srebrenica, una “zona segura de la ONU” donde el Ejército de la República Srpska, bajo el mando de Mladić, y el grupo paramilitar conocido como ‘Los Escorpiones’ se entregaron a un baño de sangre.

Con la detención de Mladić se culmina la persecución de los principales criminales de guerra del ejército Serbio: Radovan Karadzic, disfrazado del ‘doctor Dabic, fue arrestado en julio de 2008 y está siendo juzgado en la Haya.

Anteriormente, en 2001, el TPIY había solicitado la detención de Slobodan Milošević. El presidente de Serbia (1989-1997) y de Yugoslavia (1997-2000) fue trasladado a la Haya tras una entrega pactada. Allí se inició un proceso legal en el que se le acusaba de crímenes de guerra, contra la humanidad y genocidio. Milošević fue hallado muerto en su celda el 11 de marzo de 2006, en el centro de detención del tribunal penal en Scheveningen.

Público (26.05.2011)

Sé el primero en comentar en «Ratko Mladić, arrestado en Serbia»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »