“Entonces, sabíamos por qué creíamos,

“Entonces, sabíamos por qué creíamos, y ahora, en cambio, no tenemos ni idea de por qué desconfiamos”. “Recuerden el mundo donde hemos vivido. Compárenlo con el mundo en el que vivirán nuestros hijos. Piensen después en los mercados, en las agencias de calificación, en el entramado financiero que se ha cargado las políticas progresistas, que se está cargando el Estado de bienestar y que, cuando consiga liquidarlo, va a cargarse la democracia, y lo hará declarando que es por nuestro bien y porque es una reforma más, otra reforma inevitable, una etapa más del proceso que nos aboca a escoger entre las reformas o el Diluvio. Piensen en eso o, si lo prefieren, no piensen, pero vayan a votar. Por lo que más quieran, o por lo que más odien, voten a la izquierda. Que, al menos, sepan que seguimos estando aquí. Y que no se lo vamos a poner fácil”.

Sé el primero en comentar en «“Entonces, sabíamos por qué creíamos,»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »