UPyD se juega su futuro el 22-M para ser algo más que ‘el partido de Rosa Díez’

El escritor peruano Mario Vargas Llosa junto a la diputada de UPyD Rosa Díez (EFE). 

Alberto Mendoza.- Es un momento crucial para la vida de UPyD. La dirección del partido lo califica de “estratégico”. Para esta joven formación política, conseguir un buen resultado el 22-M significaría su consolidación. Algo así como dejar de ser el partido de Rosa Díez para convertirse en una fuerza nacional. Pero un mal desempeño en las urnas puede comprometer su crecimiento natural a menos de un año de las generales. Y solo un puñado de votos marca la diferencia entre el éxito y el fracaso; entre de irrumpir en diversos ayuntamientos y asambleas autonómicas, o quedar como un partido extraparlamentario.

Las expectativas de UPyD se concentran en Madrid, Asturias, Aragón, Murcia, Baleares y Castilla y León. Aunque la encuesta preelectoral del CIS, publicada en mayo, no concede a esta formación ningún representante autonómico, Carlos Martínez Gorriarán, responsable de Programa y Acción Política del partido, se muestra “escéptico” con los sondeos. “En las elecciones en que hemos logrado representación nos daban la mitad de lo que finalmente logramos”, señaló a este diario.

UPyD no realiza encuestas propias por sus limitados recursos económicos y, dado que nació en 2007, tampoco cuenta datos históricos en los que basar sus predicciones. Por ello, tiran de olfato y de las previsiones que publican los medios locales. “Estamos convencidos de que entraremos tanto en el Ayuntamiento de Madrid como en la Asamblea. Además, en el plano municipal, tenemos buenas expectativas en Málaga, Murcia, Cartagena, Zaragoza y diferentes ayuntamientos de Castilla y León”, sostuvo Gorriarán.

Para lograrlo, el partido mantiene una frenética actividad en internet. Rosa Díez suele apuntar que sin internet, “UPyD no existiría”. En realidad, su posicionamiento en la Red se parece más a una invasión: posee 219 páginas corporativas y 2.317 perfiles corporativos en Facebook; en Twitter, cuentan con 372 perfiles y una comunidad de 40.245 seguidores. Además, es la única formación con perfil oficial en Tuenti y aseguran que su web tiene tantas visitas como la de PSOE y PP. “La mayoría de nuestros votantes son usuarios de internet y activos buscando información. Nos es mucho más difícil llegar a quien solo se informa por la radio y la televisión, donde no salimos habitualmente”, indicó Gorriarán.

El malestar social canalizado a través de las manifestaciones de Democracia real ya y Jóvenes sin futuro podría convertirse en otro elemento clave para UPyD. En principio, la corriente No les votes le favorece, puesto que llama a castigar a PSOE, PP y CiU. Para el responsable de Acción Política, la manifestación del 15 de mayo se trata de un fenómeno “interesante” y cuyo manifiesto propone cosas que ya recoge UPyD en su programa, como la reforma electoral o acabar con los privilegios de los políticos. “En todo caso, se trata de un movimiento más inmaduro, nosotros ya llevamos desde 2007, somos un partido parlamentario y tenemos un programa más amplio”, matizó.

Un partido que rechaza formar gobierno

Su campaña en la calle se centra en pequeños actos callejeros donde el público puede tomar la palabra y preguntar directamente al candidato. Ayer, lejos de montar un escenario con focos y banderas, Rosa Díez se sentó a dialogar con Mario Vargas Llosa en la Casa de América. La diputada aseguró que UPyD no cometerá el mismo error que los liberal-demócratas británicos de Nick Clegg, y no entrarán a formar parte de ningún gobierno. Se limitarán, precisó, a dar estabilidad al partido nacional que se comprometa a reformar la ley electoral y devolver las competencias de Educación al Estado. Un “precio político”, como lo llama Díez, que ni PSOE ni PP están en condiciones de aceptar.

Por su parte, Vargas Llosa cree en UPyD como la fuerza capaz de detener el “chantaje” de los partidos nacionalistas, que, a su juicio, son el “mayor problema” que tiene España. El premio Nobel subrayó que no solo pueden “deshacer España”, sino que los nacionalistas esconden “una cultura profundamente antidemocrática”. Esta defensa de la unidad nacional es una de las características que ha impulsado al partido de Díez, pero también constituye uno de los obstáculos que impide su asentamiento en algunas comunidades. El 22-M se comprobará cuál es la verdadera dimensión de este experimento político.

El Confidencial (17.05.2011) 

Sé el primero en comentar en «UPyD se juega su futuro el 22-M para ser algo más que ‘el partido de Rosa Díez’»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »