No se podía esperar otra cosa del gobie

No se podía esperar otra cosa del gobierno de la reacción que tenemos en Cataluña. El nacionalismo conservador tiene como referencia inexcusable el poder fáctico que supone la jerarquía eclesiástica católica, con el Papa Benedicto XVI a la cabeza. Frente a ello, el modelo progresista exige un Estado y unas autonomías, escrupulosamente, laicas.

Sé el primero en comentar en «No se podía esperar otra cosa del gobie»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »