No hay mucho que comentar, Josep, al men

No hay mucho que comentar, Josep, al menos por mi parte; sólo lamentar desentendimientos que siempre hacen retroceder, aunque tal vez sean crisis necesarias. Parece que no crear una estructura clásica de partido con sus estructuras de control filtrándolo todo, conduce inevitablemente a lidiar con conflictos internos; o quizá no se ha logrado encontrar el equilibrio necesario. Muy bien ACP colgando la información.

Sé el primero en comentar en «No hay mucho que comentar, Josep, al men»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »