La ex coordinadora de UPyD Cataluña acusa a la dirección nacional de abuso de poder y engañar a la militancia

Mª Cruz Hernández Palacín (UPyD)El motivo real de la disolución del Consejo autonómico sería, acusa Hernández Palacín, la ocultación de los informes político y de gestión, en los que se abogaría por unirse a C’s

La ex coordinadora del Consejo Territorial de UPyD Cataluña acusa a la dirección del partido de engañar a la militancia. El sábado 12, el Consejo de Dirección de UPyD decidió disolver la dirección autonómica. Este lunes, María Cruz Hernández Palacín se defiende asegurando que la dirección nacional ha inducido ‘a engaño a toda la militancia trasladándole unos datos que falsean la realidad’.

En un comunidado, la ex coordinadora de UPyD Cataluña asegura que la decisión de disolver al equipo de dirección autonómico culmina después una ‘amenaza’ de Carlos Martínez Gorriarán del pasado 13 de marzo, tras la celebración de las primarias. Según Hernández Palacín, el número dos de UPyD indicó al equipo ganador que no pararía “hasta echarlos del barco”, por presentar una candidatura alternativa a la oficialista.

Abuso de poder desde la dirección nacional

‘Arbitrariedades’ e ‘imposición en la sombra de una coordinadora paralela’, con métodos ‘impropios de un Estado de derecho’, son algunas de las acusaciones que la ya ex líder de UPyD catalana dirige al Consejo de Dirección, cuya máxima figura es la congresista Rosa Díez. Considera que, además, se ha producido un abuso de poder al no haber podido comunicarse con los militantes, ya que para ello se necesita el visto bueno de la dirección nacional.

Hernández Palacín asegura que la dirección oculta que ha sido el Consejo Territorial quien ha pedido una asamblea ordinaria para ratificar a los nuevos cargos directivos. Este ha sido el motivo principal oficial por el que la dirección decidió disolver la coordiandora. ‘Se pretende así justificar lo injustificable: invalidar un órgano democráticamente elegido y hurtar a la militancia su derecho a realizar la Asamblea Territorial Ordinaria‘, añade en el comunicado.

La ex número uno autonómica hace referencia a los informes político y de gestión que, según parece, son los motivos reales por los que se ha destituido a toda la dirección de Cataluña. Hernández Palacín asegura que la asamblea estaba convocada para el 19 de marzo -este sábado pasado- y en ella se debatirían los dos documentos:

‘¿Acaso le molesta [a la dirección nacional] que en tales informes quede reflejado que ha sido el Consejo de Dirección y no el Consejo Territorial el responsable de las elecciones autonómicas; acaso le molesta que aparezca en ellos que el CT [Consejo Territorial de Cataluña], elegido por los militantes, haya sido suplantado por otro paralelo e ilegal; le molesta que, en ellos, este CT pida un pacto con C’s?’.

El comunicado señala a Juan Luis Fabo, secretario de Organización, como causante de la mala relación entre las dos direcciones, la nacional y la autonómica, y le acusa de intentar llevar a cabo ‘maniobras tendentes a privar a la militancia de su derecho a saber y exigir responsabilidades’.

Denuncia ante el Consejo de Garantías

Finalmente, Hernández Palacín indica que en la asambalea del 19 de marzo tenía pensado presentar su dimisión ante los militantes de UPyD Cataluña, tras ‘rendir cuentas’:

‘La militancia de Cataluña me eligió como coordinadora del Consejo Territorial y ella es, en Asamblea, quien debería haber ejercido el derecho a decidir mi continuidad o no. El derecho a decidir de los militantes ha sido, una vez más, evaporado por el fuego arbitrario del Consejo de Dirección‘.

Y adelanta que seguirá defendiendo sus derechos ante el Comité de Garantías de UPyD. No descarta darse de baja del partido, por los mismos motivos por los que se afilió, asegura, ‘en política se ha de cumplir con lo que se promete, es decir, ser coherente: hacer lo que se dice y afirmar sólo lo que se está dispuesto a cumplir. Yo creía que eso era lo que en UPyD se practicaba. […] No se debería seguir afirmando que se pretende regenerar la vida democrática y, en el propio partido, regirse por formas autoritarias‘.

La voz de Barcelona (21.03.2011)

—–

(Ante la imposibilidad de comunicarme con la militancia de UPyD a nivel interno, y como legítimo derecho a la defensa frente al comunicado del Consejo de Dirección de UPyD mandado a la militancia y aparecido en prensa, ejerzo mi derecho de libertad de expresión ante los mismos medios que difundieron el comunicado de la dirección).

 

LA COORDINADORA DEL CONSEJO TERRITORIAL DE UPYD DE CATALUÑA DENUNCIA LA ARBITRARIEDAD COMETIDA POR EL CONSEJO DE DIRECCIÓN DE UPYD AL DISOLVER EL CONSEJO TERRITORIAL Y NOMBRAR GESTORA

 

Con la destitución arbitraria del Consejo Territorial de UPyD de Cataluña elegido democráticamente por el 70 % de su militancia el pasado 13 de marzo de 2010 en Barcelona, el Consejo de Dirección de UPyD nacional ha culminado la amenaza que Carlos Martínez Gorriarán lanzó contra dicho Consejo nada más proclamarse: (“No pararemos hasta echaros del barco”). Habíamos osado presentar una lista alternativa a la suya que, como única, él había dictado arbitrariamente. Nosotros, sencillamente, ejercíamos el derecho de todo afiliado a participar en elecciones internas del partido.

 

Desde ese 13 de marzo de 2010 un rosario de arbitrariedades y la imposición en la sombra de una “coordinadora paralela” para suplantar la legitimidad del Consejo Territorial estatutariamente elegido, han ido desmoronando la ilusión y la confianza de la mayoría de sus miembros.

 

Con métodos impropios de un Estado de Derecho, han impedido que este Consejo Territorial de Cataluña se haya podido comunicar, bajo amenaza de expediente, con su militancia. Abusando de un poder que el CD se atribuye en exclusiva, se ha producido el esperpento de que, cuatro meses después de las elecciones, no nos  hayamos podido dirigir a los militantes para mostrarles nuestra gratitud  por el esfuerzo realizado. Tenemos internet, pero no permiso para que el órgano de dirección de UPyD de Cataluña, el Consejo Territorial, pueda comunicarse con sus afiliados.

 

Ahora, y como consecuencia desmedida de ese monopolio de la información, han inducido a engaño a toda la militancia trasladándole unos datos que falsean la realidad y que ocultan que ha sido  el Consejo Territorial quien, realmente, ha solicitado la realización de la Asamblea Territorial Ordinaria y que ha sido el Consejo de Dirección quien, efectivamente, la ha  impedido. Se pretende así justificar lo injustificable: invalidar un órgano democráticamente elegido y hurtar a la militancia su derecho a realizar la Asamblea Territorial Ordinaria.

 

El Consejo de Dirección en su comunicado de disolución del Consejo Territorial y nombramiento de una Gestora, no sólo oculta la verdad, no sólo realiza afirmaciones enteramente inciertas; sencillamente, falta a la verdad.

 

1.      Falta a la verdad cuando afirma que el Consejo Territorial se ha negado a convocar una Asamblea Territorial para ratificar los nuevos nombramientos.

 

2.      Falta a la verdad cuando afirma que, después de las elecciones autonómicas y como consecuencia de las “bajas de miembros electos”   (bajas que fueron cubiertas, de acuerdo con los Estatutos, con los nuevos nombramientos), “el CT había dejado de ser el equipo elegido por los afiliados de Cataluña y, por tanto, incumplía los requisitos establecidos en nuestros Estatutos para la validez de este tipo de órganos”. Si fuera cierto lo que ahora afirma, debería haber sido entonces, (mes de diciembre)  y no ahora, (mes de marzo) cuando se hubiera debido proceder a nombrar la Gestora).

 

3.      Falta a la verdad cuando insinúa ahora (después de tres meses) que los nuevos nombramientos están privados de una validez que, a falta de su ratificación por la Asamblea Territorial Ordinaria, ya había reconocido a partir del 20 de diciembre-2010. (El Consejo de Dirección, efectivamente, ratificó entonces que: a/ “La Coordinadora, MariCruz, haciendo uso de sus atribuciones estatutarias, ha procedido a nombrar como nuevos miembros del Consejo…; b/ el Consejo Territorial ya ha sido recompuesto con los nombramientos de nuevos miembros del Consejo Territorial…”. El Consejo de Dirección fue, también y efectivamente, quien comunicó de modo oficial, dichos nombramientos a los militantes el 22-12-2010. El Consejo de Dirección sí aceptaba (9 de marzo) que esos nombramientos pudieran ser ratificados en la Asamblea del día 19 de Marzo; pero imponía  que dicha Asamblea tuviera un único punto del orden del día, justamente el de  “ratificación o no de dichos nombramientos”).

 

4.      Falta a la verdad, finalmente, cuando afirma que la ratificación se ha de realizar en una Asamblea, pero con ese único punto del orden del día. (Los Estatutos son muy claros cuando afirman que la tal ratificación se ha  de hacer “en la siguiente Asamblea Ordinaria”). Los Estatutos son igualmente claros cuando afirman que, en tal Asamblea Ordinaria, el Consejo Territorial tiene la obligación estatutaria de presentar el Informe Político y de Gestión.

 

Y esa Asamblea Territorial Ordinaria es la que había convocado, para  19 de Marzo del 2011, el Consejo Territorial; pero el Consejo de Dirección, al disponer del monopolio de los mecanismos técnicos para hacerlo, ha impedido su celebración hurtando a los militantes  derechos que les reconocen los Estatutos: el derecho a ratificar o no los nuevos nombramientos; el derecho a que se les remita el Informe Político y de Gestión para poder estar informados, valorar su contenido y votarlo o rechazarlo con criterio; el derecho, en definitiva, de poder pedir al Consejo Territorial y/o  al Consejo de Dirección las responsabilidades a que hubiere lugar.  ¿Acaso le molesta que en tales informes quede reflejado que ha sido el Consejo de Dirección y no el Consejo Territorial el responsable de las  elecciones autonómicas; acaso le molesta que aparezca en ellos que el CT, elegido por los militantes, haya sido suplantado por otro paralelo e ilegal; le molesta que, en ellos, este CT pida un pacto con C’s?

 

Esta Coordinadora ha rechazado siempre las maniobras tendentes a privar a la militancia de su derecho a saber y exigir responsabilidades;  ha batallado, desde las elecciones autonómicas, para comunicarse con la militancia y convocar una Asamblea Territorial Ordinaria; se ha enfrentado a  JL. Fabo y a su amenaza de destituir al Consejo Territorial (para sustituirle por una Gestora) si no se avenía a eliminar de la convocatoria de Asamblea los Informes Político y de Gestión; ha defendido que las decisiones del CT han de cumplirse, en primer lugar por ella.  En esta época de internet, donde los emails enviados/recibidos hacen de notario, es muy fácil evidenciar todo lo dicho por estar documentado en las Actas y el intercambio de emails.

 

Esta Coordinadora, sin embargo, no ha podido evitar  que el Consejo de Dirección haya cumplido con su amenaza.

 

He aguantado sin dimitir,  a pesar de haber sido sometida a trato  vejatorio; pero lo he hecho para poder rendir cuentas ante la Asamblea que me eligió y, a continuación, poder poner mi cargo a disposición de la militancia del partido en Cataluña.

 

La militancia de Cataluña me eligió como Coordinadora del Consejo Territorial y ella es, en Asamblea, quien debería haber ejercido el derecho a decidir  mi continuidad o no. El derecho a decidir de los militantes ha sido, una vez más, evaporado por el fuego arbitrario del Consejo de Dirección.

 

Tengo la intención de denunciar tal arbitrariedad ante el Comité de Garantías. Y si, después, me doy de baja en el partido lo haré por las mismas razones que me llevaron a darme de alta: en política se ha de cumplir con lo que se promete, es decir, ser coherente: hacer lo que se dice y afirmar sólo lo que se está dispuesto a cumplir. Yo creía que eso era lo que en UPyD se practicaba, pero, además de constatar, he tenido quey padecer que no es así.

 

No se debería seguir afirmando que se pretende regenerar la vida democrática y,  en el propio partido, regirse  por formas autoritarias.

 

Mª Cruz Hernández Palacín

 

Ex coordinadora del Consejo Territorial de Cataluña.

Sé el primero en comentar en «La ex coordinadora de UPyD Cataluña acusa a la dirección nacional de abuso de poder y engañar a la militancia»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »