Desafortunadamente, los jovenes científ

Desafortunadamente, los jovenes científicos brillantes, como es el caso que nos ocupa, nunca serán conocidos como los que les dan al balón ni tendrán los enormes emolumentos que ganan algunos de ellos.A propósito de cómo esta la investigación en este país, una carta publicada en El País, hoy, y que es suficientemente explícita de por sí: Nacionalismo científico JOSÉ MONTSERRAT – Barcelona – 15/03/2011 No cesan de agobiarnos, a los docentes e investigadores, con la cantinela de la competitividad y de los rankings. La última jeremiada versa sobre el irrisorio lugar ocupado por España en el ranking mundial de universidades. Hay, por lo visto, algo denominado «ciencia española», y se dictamina que en la actualidad es escasa y no competitiva. Ahora bien, a los docentes e investigadores nos importa un bledo que los conocimientos que creamos o impartimos sean españoles o finlandeses. El conocimiento no tiene fronteras, por peninsulares que sean. Universidad significa universalidad. Así se entendió en la época del nacimiento de la ciencia europea. El heliocentrismo no fue polaco, ni las órbitas planetarias elípticas fueron checas, ni la gravitación universal fue inglesa. ¿Es acaso judía la relatividad? Quede la desazón por los rankings para los políticos (por el prestigio) o para los economistas (por los royalties). Pero a los universitarios que nos dejen en paz. Si nos dan más y mejores medios produciremos más y mejor. Pero no para subir en el ranking, sino para aumentar el acervo de conocimiento de la humanidad. A los entusiastas de la competitividad como los autores del artículo No hay ciencia sin competición (EL PAÍS, 12 de marzo) les recomendaría la lectura del trabajo de Malcolm Gladwell en el New Yorker del 14 de febrero, con particular atención a las últimas líneas: «El que ocupa el primer lugar en cualquier sistema de rankings es en realidad el que lo organiza».

Sé el primero en comentar en «Desafortunadamente, los jovenes científ»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »