Nada que lamentar, sino todo lo contrari

Nada que lamentar, sino todo lo contrario. Es necesario y es muy bueno que haya diversidad de criterios y divergencia de opiniones; cuantas más, mejor.

Sé el primero en comentar en «Nada que lamentar, sino todo lo contrari»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »