Las lenguas cooficiales costarán al Senado 12.000 euros por cada sesión plenaria

El senador 'popular' Juan Van Halen conversa con las ministras González-Sinde y Leire Pajín (EFE).La Cámara inaugura su uso

Efe.- Senadores de todos los grupos parlamentarios excepto del PP inauguraron la reforma del Reglamento de la Cámara que les permite utilizar cualquiera de las lenguas cooficiales del Estado en el Pleno. Todos ellos celebraron esta medida de “normalidad” mientras que la senadora popular ha optado por el castellano pese a que ha reconocido sentirse “muy orgullosa” de su lengua, el gallego.

Poco antes de las ocho de la tarde comenzó el debate de la primera moción consecuencia de interpelación en la que los senadores ya tenían la oportunidad de intervenir en cualquiera de las lenguas cooficiales. El primero en subir a la tribuna fue el portavoz de la Entesa Catalana del Progrés, Ramón Aleu (PSC), quien antes de pasar a defender la iniciativa sobre el abandono escolar quiso dirigirse a sus compañeros para agradecerles la oportunidad de poder expresarse en catalán.

Los senadores tuvieron así que recurrir por primera vez en el Pleno al uso de los auriculares comprados para la ocasión y que supusieron a la Cámara un desembolso de 4.500 euros. Para hacer posible el uso de todas las lenguas cooficiales el Senado ha reorganizado su presupuesto de forma que no supone ningún coste adicional. El presupuesto de la Cámara para 2011 contempla un total de 350.000 euros para esta partida, casi 12.000 por cada sesión plenaria.

Al comienzo del debate de la iniciativa había alrededor de 150 senadores ocupando sus escaños, de los que sólo dos docenas pertenecían al Grupo Popular. Por su parte, la ministra de Sanidad, Leire Pajín, era la única representante del Ejecutivo socialista. Poco antes, Pajín había coincidido en encuadrar la medida en la “normalidad”.

Todos los senadores comenzaron su discurso en su turno de intervención haciendo referencia a esta novedad. Durante este primer debate que admite las lenguas cooficiales se pudo escuchar, además del castellano, el catalán, el valenciano y el euskera, que son traducidos simultáneamente a través de siete intérpretes.

El senador del PSOE por Castellón Juan Bautista Cardona recurrió al valenciano y calificó la reforma del Reglamento como “un signo de normalidad democrática” que hace posible una “aspiración” de muchos ciudadanos. En el mismo sentido se manifestó el parlamentario balear Pedro Torre, que calificó como “un placer” poder expresarse en su lengua vernácula, mientras que el ponente de CiU Ramón Alturo mostró su “satisfacción” por la medida.

Por su parte, la senadora del PNV Miren Loren Leanizbarrutia quiso recordar a quienes “de forma cruel” fueron detenidos por el “único delito de cuidar, amar e intentar preservar el euskera”. “Para aquellos para los que la diversidad es una amenaza, les animo a que trabajen por esa sinfonía de las lenguas, es algo que vamos a conseguir entre todos”, resaltó.

La única que no celebró esta novedad ha sido la senadora gallega del PP Sáinz. “Quiero que mis primeras palabras sean para manifestar que amo a Galicia y a mi lengua, de la que me siento muy orgullosa -comenzó su intervención-. Pero voy a usar el castellano porque es un tema que afecta a todos los españoles y en la que todos me van a entender”.

La misma posición tomó su compañera de partido María Dolores Pan, también gallega y que en el debate de otra iniciativa sobre sanidad aseguró amar a su tierra, sus costumbres y su lengua pero prefirió hablar en castellano, “la lengua en la que entienden todos los ciudadanos”.

Esta postura fue muy criticada por el senador del BNG, José Manuel Pérez Bouza, que en gallego calificó como una “falta de respeto” la decisión de las senadoras ‘populares’ de no utilizar su lengua, ya que forman parte de la Cámara en representación de su comunidad autónoma.

Reacciones encontradas

A lo largo del día fueron sido muchas las opiniones sobre el uso de las lenguas cooficiales. El presidente del PP, Mariano Rajoy, advirtió de que “en un país serio” no se trabajaría con traducción simultánea y ha asegurado estar más preocupado por el paro, el nivel adquisitivo de los españoles o la falta de crédito.

A favor de la medida se mostró sin embargo el vicepresidente tercero del Gobierno y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves, que recordó que las lenguas cooficiales están reconocidas en la Constitución y ha calificado como “correcto” que se utilicen en la Cámara de representación territorial.

Muy contento se mostró también el senador de ERC Miquel Bofill, uno de los principales impulsores de la medida y que ha reconocido que se trata de “un primer paso” muy importante para normalizar el uso de todas las lenguas que ya tiene lugar en la calle entre los ciudadanos.

Importancia “menor” del coste

Al finalizar el debate de esta primera moción, el portavoz de Entesa salió al paso de las críticas por el coste de la iniciativa y ha defendido que, dado que con esta medida se ha equiparado “la España oficial a la España real”, el coste pasa a tener una importancia “menor”.

“A nadie se le ocurriría cuestionar el coste de la Fiesta Nacional, entenderemos que si algún ciudadano se siente representado con esta reforma, el coste habrá sido bajísimo -ha sostenido-. Hemos fortalecido España porque la Cámara territorial es ahora más parecida a la realidad de España”.

El Confidencial (19.01.2011)

Sé el primero en comentar en «Las lenguas cooficiales costarán al Senado 12.000 euros por cada sesión plenaria»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »