Recuerdo, Antonio, la ilusión y el buen

Recuerdo, Antonio, la ilusión y el buen hacer que pusísteis los de ACP en aquella presentación de la Plataforma Pro, a principios del mes de setiembre de 2007. Pero, junto al vigor y la coherencia vuestra, estaban también los “liberales” manifestándose cual verdaderos skinheads el 12 de octubre de aquel mismo año. No tardó en irse toda la coordinadora al garete. Vuelta a empezar. UPyD comienza a situarse en las diferentes cámaras de representación. Sin embargo, por lo que hace al Principado, bien poco movimiento. Algunos liberales siguen dentro del partido en Cataluña ocupando posiciones políticas con margen de decisión, sueltan algunas verdades a medias sobre por qué no funciona el partido en Cataluña, pero son verdades interesadas y acaban dejando la formación mientras mueren matando. Y siguen matando, algunos en la sombra desde el interior de UPyD, conspirando contra la Coordinadora actual y odiando a todos los que os habéis esforzado en esta campaña desde posiciones de izquierdas y en apoyo de Antonio Robles. Pero la conspiración fundamental es la que se dirige contra la dirección nacional y contra Rosa Díez en particular. Algunos conspiradores llevan tiempo haciéndolo desde fuera del partido, desde grupúsculos y partidúsculos de derechas nacidos del resentimiento contra todos vosotros. Están haciendo más daño de lo que suele considerarse, y puede que no se les esté dando la respuesta adecuada. Resulta más que evidente que a los trepas, a los oportunistas y a los “topos” es difícil detectarlos a priori, pero a estos liberales de marras sí que se les hubiera esquivado totalmente si UPyD hubiera tomado la dirección defendida, por ejemplo, por ACP desde la época de la Plataforma Pro. Como se decidió no hacerlo así, lo que tenemos es esto, y el resto de la historia tiene mucho que ver con esto, te lo aseguro. Los complejos llevan al atolondramiento y los demás se te comen la merienda. El que mucho abarca poco aprieta. Me hubiera gustado verte, Antonio, al frente de UPyD en Cataluña. No pierdo la fe en ello. Estabas en la otra lista, pero fue la encabezada por Robles, en el que, como tú, también confío, la que triunfó finalmente. La historia, en cualquier caso, seguirá su curso. Yo me identifico con vosotros, con ACP, y una de las razones que me llevaron a no implicarme en Ciutadans desde dentro -y tampoco en UPyD- fue que veía y sigo viendo demasiadas sombras negras pululando. Mikel Buesa está hurgando en la herida, está diciendo que la dirección nacional nunca ha tenido interés en crecer en Cataluña, que esforzarse por la causa de UPyD es todavía más inútil en Cataluña. Y lo dice -conviene dejarlo claro- desde la deshonestidad nacida del resentimiento, y desde posiciones políticas e ideológicas muy ajenas a las nuestras. Quedan pocos meses de cara a las elecciones locales. Sigo insistiendo en que la situación política es dantesca en Cataluña. ¿Cómo va encararla UPyD?. ¿Va a seguir insistiendo en la misma estrategia o van a plantearse cambios?. Lo digo porque otra hecatombe podría significar el tiro de gracia.

Sé el primero en comentar en «Recuerdo, Antonio, la ilusión y el buen»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »