Habría que ser muy tonto o muy ingenuo

Habría que ser muy tonto o muy ingenuo para no ver que ETA busca desesperadamente un balón de oxígeno cuando se ve con el agua al cuello. Su estrategia del miedo y del tiro en la nuca está fracasada y sin perspectivas de futuro. Ya saben que por ahí no van a conseguir nada, y buscan sobrivivir por otras vías (es decir, seguir amenazando en otro tono). Además, con toda esta comedia se ha hecho más evidente que nunca la identidad ETA-Batasuna, cada una con su parte en el mismo guión (de la comedia). Como bien dice Rosa, lo más positivo es que se les vea el plumero de forma tan descarada y evidente.

Sé el primero en comentar en «Habría que ser muy tonto o muy ingenuo»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »