¡Viva la demagogia elevada al supino¡

¡Viva la demagogia elevada al supino¡ Pretender que Stalin no fue un tirano es como decir que Reagan era un socialdemócrata. Los famosos procesos de los 30 contra antiguos camaradas e intelectuales soviéticos, que muchos de ellos fueron al paredón, son similares en crueldad a los juicios franquistas contra los republicanos. Fueron una parodia de justicia, las victimas ya estaban sentenciadas ante emitir el veredicto. Además el comunismo como tal nunca ha funcionado, puede ser que en sus inicios, pero posteriormente se convirtieron en dictaduras de partido único. Queramos o no, el comunismo no deja de ser una utopía no acorde con la naturaleza imperfecta del ser humano. El marxismo no se puede conservar como si fuera un dogma intocable, más bien hay que ir adaptándolo a estos tiempos actuales. Como filosofía política no alternativa mejor a la misma. En fin, que no cuela que los que somos anticapitalistas nos quieran endosar como contrapunto que los régimenes dictatoriales “comunistas” no eran tan malos. Lo único bueno a favor de éstos es que al menos daban oportunidades al que pueblo se instruyera, cosa que siempre mal han digerido los dictadores encubiertos capitalistas. Y como cuela ese individuo su fobia contra el anarquismo, otra utopía, pero tal vez no tan autoritaria como la dictadura del protelariado y más atrayente que ésta última. Estas reflexiones me parecen como si fueran un sermón laico.

Sé el primero en comentar en «¡Viva la demagogia elevada al supino¡»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »