“Montilla [PSC] se españoliza para engañar otra vez al votante”

Y.CARDO.- Antonio Robles defiende el compromiso de UPyD en Cataluña

Desconfía del compromiso electoral del PP con el bilingüísmo y recuerda el caso Vidal-Quadras para concluir que sólo su partido es fiable

UPyD, el partido liderado por Rosa Díez, desembarca en Cataluña con Antonio Robles, ex diputado de Ciudadanos (C’s), como cabeza de cartel para plantar cara al nacionalismo en el Parlament. Una bandera que pretende disputarle a Albert Rivera (C’s), tras constatar que la alianza entre ambos partidos no es viable, aunque nadie de motivos claros del por qué.
¿Cómo valora la suspensión cautelar del reglamento de usos lingüísticos del Ayuntamiento de Barcelona y la diputación de Lleida?
— Es estupendo. La ley hay que cumplirla y por lo tanto el TSJC tiene que cumplir con el auto. Los políticos deberían reformar las normativas y leyes en función de lo que el Tribunal Constitucional ya ha dicho y no esperar a que alguien denuncie el caso. Los políticos deberían aceptar lo que ha dicho el TC y punto.
¿Ha sido el toque de atención que faltaba para que los partidos catalanes se han dado cuenta de lo que supone la sentencia del TC?
—Es su problema. El catalanismo político no está acostumbrado a cumplir con las sentencias que rompen su sueño nacionalista.
¿El PP trata de ganar en los tribunales lo que ha perdido en el Parlament?
—Sólo faltaría que en un Estado de derecho no se pudiera recurrir a los tribunales. El problema es que hay gente que no acepta las reglas democráticas cuando le interesa. Hacerle ese reproche al PP es absurdo y muy poco democrático.
El PP catalán ha hecho un giro en este ámbito con la defensa del bilingüísmo ¿les deja sin espacio?
—Es evidente que se han visto impelidos por nosotros. Como es evidente que Montilla, desde que ha empezado la precampaña y ha visto el desastre del tripartito está intentado españolizarse para volver a engañar de nuevo a «su» electorado. El PP siempre ha jugado a ser y no ser, pero no me fío de su voluntad real de defender estas ideas hasta el final. Las defenderá exactamente hasta el día de las elecciones, cuando gane CiU y, si no tiene mayoría absoluta, pacte con ellos. Y aquí se acabó toda la historia. Recuerde el caso de Aleix Vidal-Quadras. Con la Ley de Política Lingüística de 1998 fue precisamente Aznar quien presionó al Defensor del Pueblo para que no presentara un recurso de inconstitucionalidad contra una ley que, por cierto, es la que contempla las multas lingüísticas. El PP va a jugar siempre a esto. Sin embargo, UPyD lo tiene muy claro, aquí hay una lengua común de todos los españoles que debe ser un derecho en cualquier territorio. Existe un discurso verdadero de UPyD en este terreno, que no es el del PP ni, por supuesto, del señor Montilla.
La sentencia del TC abre un enorme camino en este sentido.
—Sí, pero los tribunales aquí han jugado un papel subsidiario. La docrina Prenafeta que consistía en los «hechos consumados», sigue funcionando. La política rechaza constantemente las resoluciones judiciales. Es evidente que hay una contestación social mayor y una sentencia de TC más importante, por lo que cuesta más obviarlo. Pero al final, necesitamos un partido a nivel nacional como UPyD que haga cumplir la sentencias.
¿El discurso que parece imponerse ahora de revisión del Estado autonómico viene a dar la razón a UPyD?
—Sí. Hemos analizado las duplicidades y el despilfarro de las distintas administraciones del Estado bajo los criterios de Maastrich. El resultado: se podrían ahorrar 26.000 millones.
Ustedes hablan sólo de reducir la administración autonómica y devolver competencias al Estado .
—Nosotros no vamos en contra de las autonomías, una de las cosas que eliminaríamos son las diputaciones, que son administración del Estado.
Pero sí reclaman devolver competencias al Estado.
—Eso es distinto, no tiene que ver con la cuestión económica sino con la eficacia política y los valores. Querríamos un nuevo Estado basado en el federalismo simétrico en el que todas las autonomías tengan las mismas competencias, de tal manera que todos los ciudadanos tengan los mismos derechos. Eso implica que determinadas competencias tienen que devolverse al Estado, como educación y sanidad, para poder garantizar a todos los mismos servicios.
¿Por qué no ha sido posible la alianza con Ciudadanos?
—No lo sé, pero en todo caso somos dos partidos distintos. Nosotros somos un partido nacional que defendemos intereses comunes de todos los españoles y estamos implantados en todo el territorio. Los otros no defienden esto o no están implantados en toda España. A partir de ahí, las diferencias son bastante grandes, proponemos temas como la reforma de la Constitución y de la ley electoral, y no simplemente elementos puntuales de una determinada comunidad.
ABC (18.11.2010)

Sé el primero en comentar en «“Montilla [PSC] se españoliza para engañar otra vez al votante”»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »