Estas cosas, siendo lamentables, son una

Estas cosas, siendo lamentables, son una buena piedra de toque para poner en evidencia el tono y el talante democrático de cada cual. Muy oportunas las palabras de Rosa. Y hay que aplaudir especialmente la intervención de los estudiantes que hicieron callar a los que todavía querían impedir que hablara.

Sé el primero en comentar en «Estas cosas, siendo lamentables, son una»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »