Aferrada a los ideales

Carmen CuestaOBITUARIO: CARMEN CUESTA (1923-2010) Compañera de ´las Trece Rosas´

Carmen Cuesta, compañera de las  trece jóvenes conocidas como las Trece Rosas, que fueron fusiladas en 1939 por ser militantes de las Juventudes Socialistas Unificadas (JSU), falleció en Valencia, a los 87 años, y fue incinerada ayer.

Algunas de las 'trece rosas'Esta es la historia de una superviviente, la historia de una adolescente de 16 años detenida por la policía franquista en 1939, encarcelada junto a un grupo de militantes de la JSU en la prisión de Ventas (Madrid), condenada a doce años entre rejas y desterrada de la capital. Desde allí, desde su encierro, la peque (así la llamaban: era la menor de las detenidas) había sabido del destino de sus trece compañeras, las Trece Rosas: habían sido fusiladas contra las tapias del cementerio del Este, en Madrid, hoy cementerio de la Almudena. Para entonces, la Guerra Civil ya había llegado a su fin.

“Ha muerto una mujer irrepetible, alguien cuya aportación a la memoria colectiva de aquel hecho histórico ha permitido que millones de españoles conozcan esa parte de la historia que estuvo silenciada por el Caudillo”,dijo José Cepeda, vicepresidente del grupo parlamentario socialista y presidente de la Fundación Trece Rosas.

“Su nombre, sus ideas, su lucha, su trabajo hoy están más vigentes que nunca en Madrid, en España y en el mundo y su memoria, al igual que la de su padre y sus compañeras de las Juventudes Socialistas Unificadas, jamás será borrada ya de la historia”, concluyó.

En recuerdo de El 5 de agosto de 1939, trece de entre las jóvenes mujeres detenidas – y entre ellas, siete menores-,fueron fusiladas por pertenecer a la JSU. Su ejecución pasó a la historia como el de las Trece rosas,aunque en realidad eran catorce: Antonia Torres, que se había librado por una errata en su expediente, acabó corriendo la misma suerte meses después, en febrero de 1940. En aquellos días, estas mujeres no iban a serlas únicas víctimas del régimen franquista. Un Consejo de Guerra en las Salesas se cobró la vida de otros 56 detenidos.

Cartel de la películaUna novela de Carlos Fonseca reconstruyó la vida de Carmen Cuesta y la historia de las Trece Rosas.Una película de Emilio Martínez-Lázaro adaptó la novela al cine. El episodio ha sido objeto de numerosas investigaciones históricas, y centro de múltiples debates. La vida de Cuesta cambiaría a partir de aquel episodio. Tras los doce años de presidio, fue desterrada a 350 kilómetros de Madrid. Por eso mismo, se instaló en Valencia, donde inició una nueva existencia junto a su hermana mayor, Angelita, también detenida en su día, aunque liberada finalmente tras probarse que no pertenecía a las JSU.

Otros miembros de la familia Cuesta fueron víctimas del clima de represión de aquellos días. Uno de los hermanos de Carmen y Angelita, que era piloto durante la República, fue encarcelado. Y al padre lo fusilaron, junto a otros 17 presos, y lo enterraron en un paradero desconocido. En la actualidad, Angelita, que suma 91 años, sigue revolviendo cielo y tierra, tras los restos del padre.

La Vanguardia (18.10.2010)

Sé el primero en comentar en «Aferrada a los ideales»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »