Nadie puede admitir en pleno siglo XXI l

Nadie puede admitir en pleno siglo XXI la existencia de dictaduras -como la cubana-, pero, nadie puede tampoco aceptar que el sistema capitalista sea un dechado de virtudes sin mácula -ahí están los resultados de la última crisis que estamos padeciendo que llena nuestras calles de miseria-. La pregunta que me hago es ¿si es posible la opción por el socialismo como forma de estado sin caer en el autoritarismo, teniendo a unos pocos kilómetros al líder mundial del otro sistema, imperialista, manipulador del poder, etc.? ¿Es posible la democracia en esas condiciones que, sin duda, sería aprovechada para introducir topos que desde dentro se dedicasen a destruir un sistema que se considera ‘enemigo’? En mi opinión, no existe autoridad moral para pedir democratización si, a la vez, no se exige a los EE.UU. que levanten el bloqueo y respeten la soberanía del pueblo cubano. Y esto, sin olvidar que no puede existir libertad allí donde antes no existe igualdad entre sus ciudadanos.

Sé el primero en comentar en «Nadie puede admitir en pleno siglo XXI l»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »