Pienso que desgraciadamente el tiempo de

Pienso que desgraciadamente el tiempo de las razones se ha acabado. Los sentimientos nublan la razón y la avaricia de poder camuflada tras valores de identidad cultural, nos están llevando al enfrentamiento. Se hace difícil terminar una reunión de amigos de toda la vida, sin que surjan posturas enfrentadas respecto a la soberanía catalana y su derecho a la autodeterminación. A mi entender, la única solución es la que nunca se ha entendido o no se ha querido entender. Por descentralizar se puede entender la generación de nuevos centros (lease autonomías, nacionalidades, comunidades, etc.) pero también la deslocalización del centro. Si el ministerio de Sanidad o de Fomento estuviese en Catalunya, y desde aquí se tomasen las decisiones para toda España, los catalanes de a pie verían con otros ojos su encaje en España.

Sé el primero en comentar en «Pienso que desgraciadamente el tiempo de»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »