Buenas noches: Creo que Rosa Montero,

Buenas noches: Creo que Rosa Montero, a la que respeto profundamente, aunque no ciempre esté de acuerdo con ella (lo contrario indicaría falta de criterio por mi parte) ha tocado un aspecto de vital interés, en el que, lo confieso, no había reparado lo suficiente. Que esto va más allá de la simple cuestión de los crímenes del franquismo. A ver si trato de explicarme. Soy profesor de Historia y como tal, me encargo de explicar nuestro reciente pasado. Y no omito detalles (en función del tiempo disponible), mis alumnos escuchan por igual la plaza de toros de Badajoz que Paracuellos del Jarama, la ley de fugas aplicada a familiares del maquis por la Guardia Civil que la quema de iglesias, las mujeres violadas por nueve tipos en cárceles de ambos bandos, y luego en la Dirección General de Seguridad. Por eso, cada vez que leo u oigo a alguien afirmar que hasta la fecha “no se podía” hablar de los crímenes de Franco, como si de una conspiración de silencio se tratara, me entra una sensación de extrañeza. Si vuelvo la vista hacia mi biblioteca contemplo libros, ya añejos o recientes, que describen en toda su crudeza la represión de posguerra. Fusilamientos, ley de fugas, torturas sitemáticas, nada de eso es un tema tabú para quien quiera informarse. Tanto memorias personales como trabajos de investigación. Y citando nombres propios de quienes hacían tales aberraciones. Recuerdo diversos documentales desde muuy niño, trufados de testimonios de gran significado. Y desde ambos bandos. Valiosos por tratarse de personas ya desaparecidas. Así que desde luego, me parece que no se trata simplemente de que a alguien le moleste que se aireen las andanzas del abuelito difunto en la guerra. Algo más debía haber. Esperemos que consigamos normalizarnos a tiempo.

Sé el primero en comentar en «Buenas noches: Creo que Rosa Montero,»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »