Aunque tiene parte de razón Azua en lo

Aunque tiene parte de razón Azua en lo que respecta a ciertos procedimientos de los políticos actuales que más parecen que vivan de la política que no por ella, discrepo en su crítica velada a Jiménez Villarejo, uno de los fiscales condecorados (es un decir, porque ya no saben a quién endosarles la medalla de Sant Jordi, dicho con todos los respetos). Este es un fiscal jubilado, que cuando ejercía como tal, no se casó con nadie, tanto en Cataluña como en Madrid. En ambos casos no gozó de los políticos que ejercían de gobernantes. Vease el caso de Pujol y Banca Catalana, que casi lo ponen de enemigo de Cataluña, sólo por cumplir con su tarea de fiscal. Que gran gol Pujol con ese asuntillo: hacer una simbiosis de su persona con Cataluña. Villarejo al no ejercer ya ningún cargo de responsabilidad pública tiene todo el derecho de hacer una crítica, y más cuando se la paradoja tan absurda de querer juzgar a un juez por querer indagar los crimenes franquistas (?). Y que me perdone el escritor, pero decir que Aznar fue paradigma de un jefe de gobierno adulto mejor que corramos un tupido velo. Aún así me sabe mal que se despida, más de un artículo suyo valía la pena leerlo.

Sé el primero en comentar en «Aunque tiene parte de razón Azua en lo»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »