Los partidos adeudan a las cajas catalanas 54 millones de euros

DeudasCiU y los dos grupos que integran la federación nacionalista acaparan casi la mitad de los préstamos dispuestos

Las formaciones acuden a distintas entidades, sobre todo PSC y Unió

Ariadna Trillas.- Los partidos catalanes encaran las próximas elecciones autonómicas que se esperan para este otoño con un fardo de deudas bancarias. Las principales formaciones con representación parlamentaria arrastran préstamos con las cajas catalanas por un importe total de 53,76 millones de euros, según se desprende de los informes de buen gobierno de las propias entidades catalanas. Pero, de todo este dinero prestado, Convergència i Unió (CiU) y los dos partidos que la integran, CDC y Unió, acaparan nada menos que el 45,34%, porcentaje que se traduce en 24,37 millones de euros.

De la foto de los créditos a partidos se deduce que estos no llaman siempre a la misma puerta cuando necesitan recursos. La formación que más diversifica a la hora de pedirlos es el Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC), eje del actual Gobierno tripartito: si ahora existen 10 cajas con sede en Cataluña, el PSC mantiene importes pendientes con ocho. Unió (UDC) no se queda muy atrás. Debe dinero a seis entidades.

De todo este cómputo están excluidos los bancos, que, a diferencia de las cajas, no están obligados a reportar el dinero que prestan a los grupos políticos ni sobre si estos están al corriente de pago. Los créditos a partidos se incluyen en cada informe anual de buen gobierno, por transparencia, desde un cambio normativo bajo el Gobierno del PP, en 2003.

La Caixa es la entidad que, por la mayor dimensión de todas sus magnitudes, ha concedido más recursos a los partidos. Los partidos han dispuesto de ella 41,85 millones, y tienen disponibles cuantías por otros 6,89 millones.

La deuda total de los partidos con las cajas catalanas se mantiene estable respecto de 2008, en que ascendió a 53,72 millones, pero hay cambios en la composición de esa deuda. Por ejemplo, en el caso de La Caixa, las formaciones de CiU y la propia federación son las que más dinero prestado han dispuesto, 17 millones en total. Y eso significa medio millón más del dinero dispuesto en 2008. ICV, en el Gobierno, y EUiA en un año han reducido su cuantía con esta entidad de 11,25 a 9,88 millones.

El mapa catalán de cajas es una realidad heterogénea en la que conviven la mayor, La Caixa, y la menor, Caixa Manlleu, cuyo volumen de negocio es casi 100 veces inferior. Sin embargo, no todo es matemático. Caixa Manlleu da cuenta en su informe de 1,51 millones que le debe Unió a raíz de un préstamo hipotecario.

Por el contrario, a Caixa Manresa, la caja catalana con menor morosidad, los políticos sólo le adeudan 27.500 euros. Esta entidad sólo mantiene tratos con un partido, el PSC, a través de un préstamo que vence en 2017.Los socialistas catalanes, a la entidad que deben más dinero es a La Caixa (6,9 millones), y, después, a Caixa Catalunya (1,63 millones) y a Caixa Penedès (medio millón). Según los informes de las cajas a 31 de diciembre del año pasado (con la excepción de Caixa Girona, la entidad más rezagada en remitir la información a la Comisión Nacional del Mercado de Valores), los grupos que han incumplido sus compromisos y que figuran como que no han pagado son CiU (1,45 millones), Unió (725.000 euros) e IU (327.000). Los tres partidos, con La Caixa.

Los informes remitidos a la CNMV reportan también de las dietas que cobran los miembros del consejo de administración por asistir a sus reuniones (es su única retribución). La entidad que más dinero pagó en 2009 por este concepto fue Caixa Catalunya, con 1,21 millones en dietas a sus 21 consejeros. Le siguió La Caixa, entidad de mayor tamaño, que pagó 788.000 euros a sus también 21 representantes. La entidad que menos dinero pagó a sus consejeros en dietas es Caixa Laietana, que destinó a ellas 97.000 euros, seguida de Caixa Manlleu y Caixa Terrassa, con 107.000 y 115.000 euros, respectivamente.

Antes era el Gobierno catalán el que marcaba la pauta sobre cuánto dinero debía pagarse a los consejeros. Pero, en el último retoque normativo de la Generalitat, el que abrió la puerta a que los presidentes de las cajas pudieran ser retribuidos por su trabajo si así lo decidían las entidades, se les dejó manos libres sobre las dietas. Los informes recogen las dietas pagadas, además del dinero que cobran los consejeros ejecutivos y el equipo de alta dirección: 18,489 millones en el caso de La Caixa, cuatro en el de Caixa Catalunya, 3,3 en el de Penedès.

El País (20.04.2010)

Sé el primero en comentar en «Los partidos adeudan a las cajas catalanas 54 millones de euros»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »