La izquierda abertzale ya tiene una justificación para pedir a ETA que deje de matar

Varias personas, con una ikurriña en el Aberri Eguna de 2008 (Efe).Declaración de veinte líderes internacionales en procesos de paz

Carlos Fonseca.- Cuatro premios Nobel de la Paz, de un total de veinte líderes internacionales en la resolución de conflictos, pusieron ayer la ‘pista de despegue’ para que Batasuna pida a ETA que deje de matar. Lo hicieron con una declaración presentada en la sede del Parlamento Europeo, en la que alaban la reciente apuesta de la izquierda abertzale por las vías exclusivamente políticas y democráticas; piden a ETA que se sume a ella con un “alto el fuego permanente” que sería verificado por un órgano internacional independiente, y reclaman al Gobierno que se mueva en ese nuevo escenario. 

Entre los firmantes del documento están el arzobispo Desmond Tutu, el ex presidente sudafricano Frederik Willem de Klerk, John Hume y Betty Williams, todos ellos premios Nobel de la Paz, Mary Robinson y Albert Reynolds, ex presidenta y ex primer ministro de Irlanda, respectivamente, y Jonathan Powell, jefe de gabinete del ex primer ministro británico Tony Blair, por citar a las personas más significadas. La declaración se produce a escasos días del Aberri Eguna (el próximo domingo 4 de abril), que Batasuna y EA celebrarán de manera conjunta por primera vez, aunque lo hagan bajo la convocatoria de la red Independentistak, el movimiento popular que ha llamado a la unidad de todos los independentistas vascos. Lo significado de la fecha puede ser aprovechado por la izquierda abertzale para formalizar públicamente su apoyo a la declaración y reclamar a ETA una tregua permanente, según la hipótesis que manejan las fuentes políticas vascas consultadas por este diario, que tampoco descartan que el anuncio pudiera tener lugar fechas antes para que el Aberri Eguna se celebrara marcado por esta iniciativa.  

Los ‘Principios Mitchell’

La petición a ETA para que deje de matar estaría en línea con las conclusiones del debate interno desarrollado por la izquierda abertzale, que concluyó con su adhesión a los ‘Principios Mitchell’ (en alusión al senador norteamericano George Mitchell, nombrado mediador para el conflicto norirlandés por el presidente Clinton), que sentaron las bases del posterior proceso de paz en Irlanda del Norte. Uno de sus enunciados exigía “la renuncia al uso de la fuerza o la amenaza para influir en el proceso de paz” para participar en la mesa de diálogo político. El Sinn Fein suscribió estos principios y fechas después reclamó al IRA un alto el fuego indefinido e incondicional. El mismo camino que ahora puede recorrer Batasuna.El manifiesto de los líderes internacionales fue hecho público por el abogado y mediador sudafricano Brian Currin, que fue más allá del tenor literal del texto y manifestó, a título personal, que la respuesta del Gobierno al hipotético ‘alto el fuego’ pasaría por permitir a la izquierda abertzale concurrir a las elecciones municipales y forales del próximo año, y el traslado de presos etarras a cárceles del País Vasco. Currin tuvo también palabras para Batasuna, a la que reclamó que condene a ETA si ésta no suscribe la declaración y vuelve a asesinar. El mediador sudafricano no dio plazos para que el manifiesto sea asumido por la banda, aunque matizó que si en doce meses no ha ocurrido nada “sería muy triste”.

La declaración hecha pública ayer dice literalmente: “Nosotros, los abajo firmantes, damos la bienvenida y elogiamos los pasos propuestos y el nuevo compromiso público de la izquierda abertzale con los medios ‘exclusivamente políticos y democráticos’ y una ‘total ausencia de violencia’ para conseguir sus objetivos políticos. Plenamente realizado, este compromiso puede ser un paso fundamental para poner fin al último conflicto en Europa. Tomamos nota de la expectativa de que los próximos meses pueden dar paso a una situación donde el compromiso por los medios pacíficos, democráticos y no violentos se convierta en una realidad irreversible. Para ello, hacemos un llamamiento a ETA para que apoye este compromiso declarando un alto el fuego permanente y completamente verificable. Tal declaración, debidamente respondida por el Gobierno español, permitiría que los nuevos esfuerzos políticos y democráticos avancen, las diferencias sean resueltas y se alcance una paz duradera”.

El Confidencial (30.03.2010)

Sé el primero en comentar en «La izquierda abertzale ya tiene una justificación para pedir a ETA que deje de matar»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »