Estoy de acuerdo. Y, como dice Antonio R

Estoy de acuerdo. Y, como dice Antonio Robles, hay que empezar cambiando el lenguaje: no es la dirección de Madrid la que decide sino la dirección nacional. Esta característica no puede ir en detrimento de la necesidad de tener un conocimiento ajustado de lo que implica la realidad sociopolítica de cada región en la que se presenta una candidatura. Cataluña no es el mismo caso que Madrid, Castilla y León, Andalucía o cualquier otro lugar. Lo esencial es común a todas las comunidades porque lo que importan son las personas, y es a ellas a las que va dirigido el programa electoral. Sin embargo, las circunstancias no tienen por qué ser las mismas y, en algunos casos, pueden diverger considerablemente. En este sentido, Cataluña es la región más complicada debido al enquistamiento en el poder de los partidos nacionalistas, que recorren transversalmente todo el espectro electoral catalán, y debido a la contaminación nacionalista del discurso oficial dentro de la sociedad civil catalana. Como ya apunta Rosa Díez, existe esa bolsa de votantes habituales en las elecciones generales que, no obstante, se muestran pasivos ante las autonómicas. Esos votantes suelen ser electores socialistas que no se identifican con el PSC o que consideran, erróneamente, poco destacado el papel representado por el gobierno autonómico. Suelen ser personas que habitan Barcelona y las poblaciones periféricas de su cinturón industrial, personas que demandan una respuesta social a los problemas y que no se dejan captar fácilmente por el catalanismo.

Sé el primero en comentar en «Estoy de acuerdo. Y, como dice Antonio R»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »