Está claro que, hoy por hoy, el único

Está claro que, hoy por hoy, el único reducto potente de defensa de los Derechos Humanos es Europa. Sin dua la existencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (con sede en Estrasburgo) es uno de los principales elementos diferenciadores de la calidad de su defensa en nuestro continente. Pensemos que sus resoluciones obligan a los estados miembros (todos los europeos menos Bielorusia) -incluso un ciudadano puede demandar a su propio estado (algo sin parangón)-. En el resto del mundo las violaciones son constantes y, al parecer, sin visos de mejorar… India, China, pero, también Méjico, Colombia, casi todo el continente africano, etc. son una vergüenza para la Humanidad en pleno siglo XXI.

Sé el primero en comentar en «Está claro que, hoy por hoy, el único»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »