Carod pone en marcha el futuro «cuerpo diplomático» catalán

Saura, Carod y Montilla en el Parlament. Foto: EFE / JULIÁN MARTÍN Nuevo proyecto del tripartito

La crisis obliga a aplazar la apertura de nuevas delegaciones en el extranjero

El plan de Acció Exterior plantea la creación de una ‘conselleria’ propia

El Govern ya tiene diseñada la estrategia en política exterior para los próximos cinco años y, adelantándose a las previsibles críticas, asegura que el plan de Acció Exterior aprobado por el tripartito es un documento «de país», gane quien gane las elecciones del próximo otoño. Entre las propuestas que incluye ese plan destaca la creación de un «cuerpo diplomático» propio, es decir, funcionarios formados específicamente para trabajar en el extranjero.

La viceconsellera de Afers Exteriors y mano derecha de Josep Lluís Carod-Rovira, Roser Clavell, confirmó ayer que para empezar se ha hablado con todos los departamentos del Govern para saber cuántos funcionarios de la Generalitat querrían formarse para integrarse en el futuro como personal de las oficinas que hay repartidas por el mundo. Más adelante se convocarán plazas específicas de exteriores para disponer de «especialistas» en relaciones internacionales.

MÉXICO TENDRÁ QUE ESPERAR / El recorte presupuestario que ha sufrido el departamento de la Vicepresidència, entre el 30% y el 40% respecto al año pasado, ha obligado a los responsables de exteriores a replantearse algunos de los proyectos. Entre ellos, la futura embajada de México, que al igual que la de Marruecos –y probablemente también la de China– se dejará para más adelante. Lo que es seguro es que en el 2010 no se abrirá ninguna nueva delegación.

En el caso de México, ya había incluso un local donde ubicarla que además salía gratis. Otra cosa son los alquileres de las cinco delegaciones actuales: el de la de Nueva York, en el Rockefeller Center, asciende a 206.000 euros anuales; la de París, a 113.000 (la Maison de la Catalogne costaba más del doble); la de Londres, a 14.000; la de Berlín, a 11.000; y, finalmente, la de Argentina, a 10.000. Este año, sin poder inaugurar nuevas embajadas, se reforzarán algunas de las existentes, especialmente la alemana porque es la que tiene menos personal.

Para elaborar el plan se consultó a expertos de distintos ámbitos, como el exministro de Exteriores y ahora presidente de Vueling, Josep Piqué, y el abogado Miquel Roca. El documento recoge la idea inicial de ERC, truncada esta legislatura por los equilibrios en el tripartito, de que exista una conselleria dedicada solo a la política exterior. «Será una decisión que deberá tomar el Govern que haya en ese momento, pero el plan abre la puerta a esta necesidad, la de crear una estructura de la máxima representación institucional y política», confirmó Clavell.

La viceconsellera también defiende que las relaciones con la Unión Europea deberían controlarse desde este nuevo departamento. Actualmente dependen de Presidència por una decisión que tomó directamente el jefe del Govern, José Montilla.

El Periódico (18.03.2010)

Sé el primero en comentar en «Carod pone en marcha el futuro «cuerpo diplomático» catalán»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »