No podía ser una viñeta más acertada.

No podía ser una viñeta más acertada. Resulta irónico que quienes escriben por las paredes la muy cacareada frase “independència i socialisme” sean los hijos de la clase burguesa dominante en la región. Cualquier revolución socialista que se precie iría a por ellos y a por sus papis como primer objetivo. No nos despistemos: la época de Buenaventura Durruti ya pasó, pero una suerte de revolución que nosotros habremos de protagonizar sigue pendiende en Cataluña. Tan sólo depende de nuestro grado de concienciación.

Sé el primero en comentar en «No podía ser una viñeta más acertada.»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »