Díez sitúa a Catalunya como nuevo objetivo electoral para UPyD

Rosa Díez, líder de UPyDIñaki Ellakuría.- Rosa Díez, diputada en el Congreso y líder de Unión Progreso y Democracia (UPyD), no es una persona que deje indiferente. Esta misma semana ha sido duramente criticada por llamar “gallego” en tono despectivo al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Y es que desde sus inicios políticos la polémica ha sido una fiel compañera de viaje. Después de ser apartada de la dirección del PSE, abandonó el PSOE en febrero del 2007 con críticas a Zapatero y a la dirección de Ferraz. Un año después, y contra todo pronóstico, obtuvo acta de diputada en el Congreso. Ahora, cuando las encuestas la señalan como una de las políticas más valoradas, ha puesto sus ojos en Catalunya.

UPyD escogerá el próximo 13 de marzo su dirección general en Catalunya a través de primarias. El siguiente paso será abrir el proceso de elección y definición de su candidatura a la Generalitat. Después de unos inicios algo titubeantes, la formación cuenta ya con unos 500 afiliados en Catalunya y espera que su discurso antinacionalista (defendieron con ahínco el Manifiesto por una lengua común),su apuesta por un Estado federal y el protagonismo mediático de Diez – quien redoblará su presencia en Catalunya a medida de que se vaya acercando la cita con las urnas-les sobren y les basten para entrar en la Cámara catalana.

“Podemos obtener entre tres y cuatro diputados”, afirma el abogado Juan Carlos Giménez-Salinas, uno de los impulsores del partido en Catalunya una vez que este “expulsó a los freakies y a los que venían solamente a por notoriedad”.

Un ambicioso objetivo electoral que pasa, según Giménez-Salinas, por captar a aquellos votantes de Ciutadans (C´S) que se han quedado huérfanos tras las descomposición del partido – una de las bazas de UPyD será Antonio Robles, ex diputado por C´S-así como seducir a aquellos votantes del PSC y del PP que no entienden por qué las “direcciones de estos dos partidos mantienen discursos diferentes en Barcelona y en Madrid”.

Precisamente mantener un mensaje unitario y sin contradicciones territoriales es una de las obsesiones iniciales de UPyD. “Nosotros somos un partido con un proyecto nacional, que defenderá las mismas ideas tanto en el Congreso como en el Parlament”, apunta Giménez-Salinas, con larga experiencia en la complicada escena política: en la década de los ochenta impulsó junto a Antonio Garrigues Walker el Partido Liberal. Y hablando claro, asegura que UPyD, pese a sus críticas al modelo lingüístico catalán, “no somos anticatalanes: queremos una España federal y reformar el sistema educativo, hemos venido para quedarnos”. Las urnas dictarán sentencia.

La Vanguardia (28.02.2010)

Sé el primero en comentar en «Díez sitúa a Catalunya como nuevo objetivo electoral para UPyD»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »