El finado director de cine Stanley Kubri

El finado director de cine Stanley Kubrick afirmaba que los países pequeños no eran más que prostitutas de la política. Lo cierto es que la utopía nacionalista catalana es el paradigma de la existencia pequeñoburguesa: cultivar el propio jardín, como el Cándido de Voltaire, pero añadiendo considerables dosis de xenofobia etnicista. Un nacionalista catalán autodenominado “socialista revolucionario” -los cuatro chavalines que hay en los Maulets y cosas de este tipo- tiene como países de referencia a la Albania de Enver Hodja o a Vietnam. Mientras que la inmensa mayoría de los nacionalistas catalanes, de derechas, por supuesto, ya voten a CiU, ERC o PSC, piensan en Andorra, Luxemburgo o Suiza. ¿Realmente puede haber alguien considerado progresista que crea que un campo de concentración o un paraíso fiscal son opciones preferibles a seguir formando parte de España? Vuelve a valer la pena recordar a los despistados que nada menos que Karl Marx advertía alarmado, con relación a una hipotética separación de Cataluña, que lo peor que le podía pasar a España por culpa del confederalismo era convertirse en una nueva Suiza.

Sé el primero en comentar en «El finado director de cine Stanley Kubri»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »