No tiene sentido obligar a vivir a esa g

No tiene sentido obligar a vivir a esa gente en esas callejuelas pestilentes, casas de calidad ínfima, medio derruidas, solo porque algunas de ellas ofrecen una decoración de azulejos obsolutamente hortera y sin valor alguno. Está claro que se trata de una ofensiva demagógica (estaba en el programa del PS prolongar la avenida hasta el mar) con la única finalidad de desgastar al PP. Lamentable, penoso.

Sé el primero en comentar en «No tiene sentido obligar a vivir a esa g»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »