El Constitucional suspende los derribos en El Cabanyal

Viviendas en la calle de San Pedro en El Cabanyal, donde el plan del PP prevé abrir un nuevo bulevar.- JOSÉ JORDÁNEl alto tribunal admite a trámite el recurso del Gobierno y paraliza el decreto ley del Gobierno valenciano

Efe – Valencia.- El Ayuntamiento de Valencia no podrá derribar casas en el barrio marinero de El Cabanyal de momento. El Tribunal Constitucional ha admitido hoy a trámite el recurso que el Gobierno interpuso el pasado día 1 contra el decreto ley del Ejecutivo valenciano que permite la demolición de edificios en la zona y ha acordado suspender la vigencia de la norma aprobada por el Consell de Francisco Camps. El Ministerio de Cultura ordenó a principios de enero la paralización del plan que impulsa la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, del PP, para prolongar una gran avenida hasta el mar a través del barrio al considerar que el proyecto supone un expolio al patrimonio histórico y artístico. Para sortear esa orden, que exigía también el cambio del plan para respetar el singular entramado de calles de El Cabanyal declarado Bien de Interés Cultural (BIC), el Consell aprobó un decreto ley que, en opinión del Gobierno, invade las competencias estatales sobre el patrimonio.

En una providencia notificada hoy, el pleno del Constitucional advierte que el recurso del Ejecutivo socialista “produce la suspensión de la vigencia y aplicación del decreto-ley impugnado”, por lo que el Ayuntamiento no podrá abordar de momento nuevos derribos en la zona. En su recurso contra el decreto-ley del Consell, el Gobierno asegura que la norma menoscaba las competencias sobre protección contra el expolio del patrimonio histórico que corresponden al Estado. Además, defiende que no está justificada la “extraordinaria y urgente necesidad” que se exige para aprobar un decreto-ley que, además, pretende tener efectos retroactivos.

Por su parte, el Consell y el Ayuntamiento defienden que el Ministerio de Cultura se ha extralimitado en su orden de paralización. El conflicto en torno a la prolongación de la avenida de Blasco Ibáñez hasta el mar dura ya más de una década, en la que los vecinos opuestos al proyecto, integrados en la plataforma Salvem El Cabanyal, han luchado en los tribunales y en otros foros por la rehabilitación del barrio sin derribar más de 450 edificios, como pretende Barberá. La alcaldesa sostiene que su proyecto, que parte en dos el BIC que declaró la propia Generalitat en 1993, es la única solución para sacar a El Cabanyal de la degradación urbana.

El País (18.02.2010)

Sé el primero en comentar en «El Constitucional suspende los derribos en El Cabanyal»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »