Un catalanista, se diga de izquierdas o

Un catalanista, se diga de izquierdas o de derechas, es en esencia un racista antiespañol. Pilar Rahola, catalanista que vive del oportunismo periodístico y que es capaz de venderse al diablo si algún día se tercia, concluye con su artículo que el “socialismo” nacionalista -los sectores más catalanistas del PSC- están compuestos de gente seria, ilustrada, coherente, progresista y muy comprometida con su país. Por el contrario, el votante socialista del cinturón industrial, el charnego que en realidad es el motor económico de Cataluña, es presentado como un inútil, como purria, como chusma foránea que piensa en clave española e impide que se realice el proyecto nacionalista catalán. Cualquier artículo serio que analice la dialéctica PSC-PSOE no puede tomar otra senda que no sea la de denunciar el voto cautivo que es utilizado por los capitostes del PSC para repartirse su parte de la tarta y servir a los sectores más reaccionarios de la burguesía catalanista. Los dirigentes nacionalistas “socialistas” vampirizan el voto obrero e hispanohablante mientras Rahola nos pretende adoctrinar sobre las bondades del proyecto político de los descendientes de Joan Maragall. Pilar: que sí, que lo que nos cuentas ya lo sabemos, pero se te sigue viendo el plumero. Los catalanistas sois unos racistas mojigatos.

Sé el primero en comentar en «Un catalanista, se diga de izquierdas o»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »