Es muy cómodo ser un criticón con todo

Es muy cómodo ser un criticón con todo quisqui como hace Pérez-Reverte que no debe vivir ni en un barrio obrero ni en un piso del tres al cuarto. No vale cargarles las culpas a todo bicho viviente cual si fueras uno que está por encima del bien y del mal. El problema es muy de fondo, esto está haciendo aguas por todos los sitios. Lo malo es que los grandes de canallas de siempre, asustados por no saber cómo salir del gran agujero en que nos han metido, envaletonados se atreven con los más débiles, sin que les duelan prendas que sean europeos. Ahora se meten con los griegos, quiénes serán los siguientes: ¿nosotros?.

Sé el primero en comentar en «Es muy cómodo ser un criticón con todo»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »