Una nueva encuesta señala a Rosa Díez como la líder más valorada

Rosa Díez (UPyD)Encuesta El Mundo-Sigma Dos

De celebrarse en estos momentos elecciones generales, podría darse la circunstancia de que el PP, para gobernar, sólo necesitase el apoyo parlamentario de UPyD, lo cual sería todo un cambio en la política española.

Casimiro García-Abadillo.- El anuncio de la reforma de las pensiones, el recorte presupuestario de 50.000 millones, el desplome de la Bolsa, la descafeinada reforma laboral y, sobre todo, la sensación de improvisación y despiste que se generó tras la retirada de un párrafo fundamental en el documento del Programa de Estabilidad remitido a Bruselas el miércoles crearon en el PSOE la psicosis de la debacle política.

«El PP debe sacarnos ahora 10 puntos», comentaba el viernes un dirigente socialista deprimido tras la peor semana que recuerdan en el PSOE desde que Zapatero llegó a La Moncloa en 2004. Sin embargo, aunque la popularidad de Zapatero ha caído por debajo de la de Rajoy, no ha habido hundimiento, según la encuesta de Sigma Dos. Tan sólo, ¡tan sólo!, aceleración del desangramiento.

Si hoy se celebraran elecciones generales, el Partido Popular vencería al Partido Socialista por 5,8 puntos, según el sondeo de Sigma Dos para EL MUNDO, cuya importancia radica en haberse realizado tras el anuncio del aumento de la edad de jubilación hasta los 67 años. En los comicios generales de marzo de 2008, el PSOE ganó al PP por cuatro puntos de ventaja. Es decir, que la formación política liderada por Mariano Rajoy podría gobernar ahora con relativa comodidad, aunque seguramente no alcanzaría la mayoría absoluta.

Sin embargo, este resultado, malo para el PSOE, no es tan desastroso como cabría esperar. EL MUNDO publicó el pasado 2 de enero un sondeo que daba al PP 5,1 puntos de ventaja sobre el PSOE (siete décimas menos que en el realizado esta primera semana de febrero).

El desgaste de los socialistas, no obstante, es mayor que la distancia que se refleja respecto al PP. Es decir, que los populares no son los principales beneficiarios de la desbandada de votantes socialistas.

De hecho, mientras que, en comparación con la encuesta de enero, el PSOE cae 0,8 puntos, el PP baja incluso una décima (pasando del 43,6 al 43,5 en intención de voto). Por contra, los partidos que sacan más tajada de la sangría socialista son la Izquierda Unida de Cayo Lara, más escorada a la izquierda, y Unión Progreso y Democracia, de Rosa Díez, que pasaría a consolidarse como la cuarta fuerza política de ámbito nacional. El sondeo del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) publicado esta semana le daba a UPyD nada menos que el 4,4% de intención de voto, por encima incluso de CiU.

Así que, de celebrarse en estos momentos elecciones generales, podría darse la circunstancia de que el PP, para gobernar, sólo necesitase el apoyo parlamentario de UPyD, lo cual sería todo un cambio en la política española.

LIDERAZGO

Quizá la mejor noticia de este sondeo para el PP es que Rajoy por primera vez se sitúa por encima del presidente del Gobierno en la valoración que hacen los ciudadanos. Los socialistas se han apoyado siempre en la buena imagen de Zapatero, que sobresalía claramente sobre Rajoy incluso cuando las encuestas ya le daban ventaja al PP.

Pues bien, según el sondeo de Sigma Dos, Rajoy recibe una valoración de 4,21 sobre 10 (en todo caso, un suspenso), mientras que Zapatero se queda en un 4,1. La persona más valorada por los encuestados es Rosa Díez, que logra un 4,38.

En el equipo de Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba (5,07), María Teresa Fernández de la Vega (4,85) y Carme Chacón (4,7) representan los puntales más sólidos. Mientras que Ángeles González-Sinde (Cultura), Bibiana Aído (Igualdad) y Beatriz Corredor (Vivienda) configuran el furgón de cola de la popularidad.

El deterioro de la imagen del presidente del Gobierno es, con mucho, la peor noticia para el PSOE. El porcentaje de ciudadanos que la considera mala o muy mala supone ya el 51%, similar a la pésima valoración que recibe su Gobierno (el 52,7% lo ve como malo o muy malo).

Ese deterioro de la imagen de Zapatero, junto a la caída en expectativa de voto del PSOE, ha dado al debate sobre su presentación como candidato a las elecciones de 2012 un cierto tono de dramatismo. Las especulaciones sobre la irrupción de otro posible candidato no hubieran tenido ninguna credibilidad en otro contexto. Pero ahora, y a pesar de que el Comité Federal del PSOE apoya sin resquicios a su secretario general, se extiende la sensación, también por primera vez, de que se podrían perder las elecciones.

El calendario no ayuda. En otoño habrá comicios en Cataluña; en la primavera del año próximo, elecciones municipales y autonómicas… Y todo ello con la peor crisis económica de los últimos 50 años. En medio de esa situación de pánico, Zapatero sigue pensando que a finales de este año se comenzará a notar la recuperación, con una ligera creación de empleo. Para el presidente, lo que está ocurriendo en estos últimos días es sólo la consecuencia de una «maniobra especulativa» contra el euro, en la que España ha sido elegida como centro del ataque.

ELECCIONES YA

Ésta ha sido la semana en la que, como consecuencia de esa sensación de descontrol, se han puesto sobre el tapete distintas alternativas: elecciones anticipadas (Esperanza Aguirre), cambio de Gobierno tras el semestre de presidencia española de la UE (José María Barreda) y moción de censura (María Dolores de Cospedal).

¿Qué opinan los ciudadanos? Claramente, piden un cambio ante el agotamiento del actual Gobierno. El 51,1% sería partidario de unas elecciones generales ya. Esa alternativa es deseada mayoritariamente por los votantes del PP (un 86,7%), mientras que los socialistas apuestan por agotar la legislatura (sólo un 19,3% es partidario de adelantar los comicios).

En cuanto al cambio de Gobierno, la mayoría que lo desea es aún más abrumadora: un 65,8% quiere que Zapatero renueve a su equipo.

Entre los votantes del PSOE, un 46,9% opta por esa solución. Nada menos que un 92,3% de los votantes del PP desearía que Zapatero remodelara su Ejecutivo en los próximos meses.

En el debate político generado en los últimos días también se ha barajado la idea, dada la gravedad de la situación económica, de que el Gobierno ofreciera al PP un gran pacto de Estado para salir de la crisis.

Esa posibilidad fue desechada por el presidente del Ejecutivo en la rueda de prensa celebrada el viernes tras su reunión con los interlocutores sociales. Incluso se negó a concretar una fecha para un encuentro con el líder de la oposición, Mariano Rajoy.

Un destacado miembro del Gobierno responde, ante la pregunta sobre la posibilidad de un gran pacto con el PP: «Los populares no están en eso. Ya se les ofreció la posibilidad de pactar un paquete de medidas cuando se celebró la Conferencia de Presidentes autonómicos y lo rechazaron. Ahora sólo piensan en una cosa: ganar las elecciones».

Ante esa falta de voluntad política, achacable por igual a los dos grandes partidos, los próximos meses se presentan como una confrontación a cara de perro, sin opción para una tregua.

El peligro para el Gobierno es que, ante el deterioro de la situación y la necesidad de un amplio apoyo parlamentario para sacar adelante las medidas más duras, se encuentre solo.

El riesgo para el PP es que se le perciba como el partido que busca provecho del empeoramiento de la situación, que Rajoy sea visto como el hombre que se apunta al «cuanto peor, mejor».

Según algunos dirigentes del PP, ésa es precisamente la causa de que Rajoy no logre despegar. «Ahora se necesitan las propuestas de un hombre de Estado», dice un ex alto cargo del principal partido de la oposición.

¿Cómo se ve el futuro desde el PSOE? «En los próximos meses, los datos económicos no nos van a acompañar. Hasta el último trimestre del año lo vamos a pasar muy mal. Pero el PP tiene graves problemas de liderazgo y algunos asuntos de corrupción que están pendientes de decisiones judiciales. O sea, que tampoco están para presumir. Tenemos media legislatura por delante. Las encuestas nos tienen que servir para reflexionar, pero éste es el momento más difícil. Cualquier otro partido estaría mucho peor que nosotros», comenta un dirigente del PSOE. Quien no se conforma…

El Mundo (7.02.2010)

Sé el primero en comentar en «Una nueva encuesta señala a Rosa Díez como la líder más valorada»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »